Además de reafirmar su voto en contra de Pedro Sánchez, el portavoz del PNV, Aitor Esteban, ha protagonizado una de las anécdotas del día en la segunda votación fallida para la investidura del candidato socialista.

El diputado tuvo un lapsus durante su intervención ante el hemiciclo y pronunció "Bilbado", en lugar de Bilbao.

"En Bilbado, en Bilbao...", dijo Esteban, lo que provocó las risas de los parlamentarios e interrumpió su intervención bromeando, "se supone que yo se cómo decirlo".

El gazapo no ha tardado en llegar en forma de 'memes' a Twitter y muchos usuarios ya han cambiado hasta el nombre de las estaciones de metro de Madrid por la nueva forma de pronunciar la capital de Vizcaya.