Los santeros cubanos alertan contra el fraude y los farsantes con pocos escrúpulos

  • El cobro de tarifas excesivas por los ceremoniales, especialmente a turistas, han hecho saltar la alarma.
  • Las consultas con santeros, que para los cubanos cuestan menos de un euro, pueden llegar a los 18 euros para los extranjeros.
  • Rezos, rituales, conjuros, baile, música y sacrificios forman parte del legado religioso cubano.
Un grupo de santeros participando en un toque de tambor en homenaje a la deidad afrocubana Sarabanda.
Un grupo de santeros participando en un toque de tambor en homenaje a la deidad afrocubana Sarabanda.
Alejandro Ernesto / EFE

En un intento por preservar la herencia afrocubana y frenar a farsantes y religiosos con pocos escrúpulos, la Asociación Yoruba de Cuba ha alertado contra las prácticas rituales fraudulentas y ha hecho un llamamiento a los practicantes de la Regla de Ochá para que no se dejen confundir.

Rezos, rituales, conjuros, baile, música y sacrificios forman parte del legado religioso, que tiene en la adivinación uno de sus principales componentes.

El cobro de tarifas excesivas por los ceremoniales, especialmente a extranjeros, la tergiversación de los ritos y el uso de internet para las consultas han hecho saltar la alarma entre los consejos de sacerdotes mayores de la isla.

"Ha habido mucha especulación con la religión y algunos lo están haciendo con ánimo de lucro, incluso hay babalawos (sacerdotes de Ifá) que consultan por internet", se lamenta Lázara Peñalver, de la Asociación Cultural Yoruba de Cuba.

Timos a visitantes incautos

Las consultas con babalawos y santeros, que para los cubanos oscilan entre los 10 y los 20 pesos (menos de un dólar), pueden llegar a los 25 dólares (18 euros) para los extranjeros, y el rito de iniciación en la religión afrocubana, conocido como "hacerse santo", puede suponer varios miles de dólares para los visitantes incautos.

Para frenar estas prácticas, la Asociación Yoruba de Cuba, considerada oficialista, ha emitido una declaración, suscrita por siete consejos de sacerdotes mayores de la isla y dirigida a las 33 asociaciones de la institución en el mundo, en la que subraya la necesidad de mantener la esencia de la religión.

El fenómeno ha cobrado auge en los últimos años y son muchos los extranjeros que viajan a la isla atraídos por el exotismo de las ceremonias de santería y muchos también los curiosos de toda condición, desde políticos a empresarios, que no se resisten a pasar por la consulta de un babalawo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento