Terremoto de Perú
Una mujer observa la destrucción producida por el terremoto en la ciudad de Ica. Carlos Lezama / EFE

Un fuerte terremoto que alcanzó 5,5 grados en la escala de Richter estremeció hoy el departamento peruano de Ica, el más afectado por el temblor que el miércoles azotó Perú y causó al menos 510 muertos y 1.500 heridos.

El movimiento telúrico, que se sintió también en Lima y que causó la alarma entre la población, se registró a las 08.19 horas (15.19 hora peninsular española), tuvo su epicentro a 70 kilómetros al oeste de Pisco y a una profundidad de 23 kilómetros, según el Instituto Geofísico del Perú.

Una hora antes, a las 07.13 horas (14.13 hora española) otro temblor que alcanzó los 4,2 grados en la escala abierta de Richter, con epicentro a 72 kilómetros al suroeste de Ica, sacudió la zona.

El terremoto ha ocasionado al menos 85.000 damnificados

Desde el terremoto del miércoles, que también ha ocasionado al menos 85.000 damnificados, según las cifras de los bomberos, se calcula que se han sentido más de 300 réplicas de distinta intensidad en el país.

Estos temblores, cuando han llegado a sentirse, ocasionan escenas de alarma entre los habitantes de las zonas más afectadas por el terremoto del miércoles, mientras se siguen las tareas de búsqueda de supervivientes y de rescate de cadáveres de entre los escombros de los edificios desplomados por el temblor.

Las ciudades de Pisco, Ica y Chincha, en el departamento de Ica, sufren escasez de alimentos, no cuentan con servicios básicos y tienen las comunicaciones cortadas, al igual que la localidad limeña de Cañete, que son las más afectadas por el terremoto del miércoles.