El delegado del Gobierno andaluz en Málaga, José Luis Ruiz Espejo, y el delegado territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Adolfo Moreno, han visitado este lunes el Azud de la Aljaima, una infraestructura hidráulica que ha sido puesta en servicio y que permite incrementar la capacidad de suministro de Málaga capital.

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta ha invertido 1,1 millones de euros en obras de reparación de esta infraestructura ubicada en el río Guadalhorce y que resultó dañada por una avenida.

El Azud de la Aljaima permite derivar un caudal de agua de 2.500 litros por segundo a la red de abastecimiento de Málaga, cuyo consumo es de aproximadamente entre 1.800 y 2.100 litros por segundo.

El delegado del Gobierno andaluz ha subrayado en rueda de prensa que esta infraestructura, que deriva agua procedente del caudal del río Guadalhorce hasta la Desaladora de El Atabal, tiene capacidad para derivar a la red de abastecimiento de Málaga "aproximadamente la mitad del consumo de agua que requiere la ciudad y sus habitantes al año".

En este sentido, ha resaltado la importancia de esta infraestructura como medida de aprovechamiento hidráulico en épocas de sequía, ya que "permite extraer agua del cauce del río Guadalhorce para el abastecimiento de Málaga evitando consumir recursos hídricos de los pantanos y preservando las reservas".

Tras la culminación de las obras, la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del territorio ha puesto a disposición de la Empresa Municipal de Aguas está realizando las pruebas previas para su conexión a la red de abastecimiento.

Ejecución de las obras

La ejecución de las obras ha tenido un plazo de siete meses y han consistido en el desvío provisional del río Guadalhorce, la ejecución de una pantalla de impermeabilización para garantizar la estabilidad del azud, la reconstrucción del cuerpo del azud y la ejecución de una nueva conducción de abastecimiento.

La obra ejecutada se encuentra en el Lugar de Interés Comunitario (LIC) Ríos Guadalhorce, Fahala y Pereilas. El delegado territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha indicado que por ello se ha tenido en cuenta durante la redacción del proyecto para promover un estado final compatible con la conservación de los recursos naturales característicos del lugar.

En el caso del Ríos Guadalhorce, Fahala y Pereilas se trata especialmente de fauna piscícola (Chondrostoma polylepis o Boga, Cobitis taenia o Locha) y mamíferos ligados al ámbito acuático como la nutria (Lutra lutra L.), así como hábitat terrestres de ribera (Alamedas y saucedas) y (Tarajales y adelfares).

Moreno ha explicado que "se ha diseñado una escala de peces que permite la cohabitación de esta importante infraestructura con el mantenimiento del hábitat de la fauna piscícola".

Consulta aquí más noticias de Málaga.