El portavoz adjunto del Grupo de Ciudadanos (C's) en el Parlamento de Andalucía, Sergio Romero, ha mostrado este lunes su "sorpresa" e "indignación" por el hecho de que el PP intente "abanderar", desde una "política de medallas", el cambio en el impuesto de sucesiones, "cuando han tenido 33 años de oposición para, al menos, intentar la modificación".

En rueda de prensa en Sevilla, Romero ha señalado que, en cambio, en su formación, "en un periodo de tiempo más corto y con mucha más humildad política", se está intentando "hacer las cosas de otra manera", con la firma de un documento y la creación de un grupo de trabajo que a finales de esta semana se reunirá, con la intención de que la iniciativa "no se dilate más", tras una primera sesión.

"Ahí también invitamos al PP a que se sumara y aportara, con la misma humildad, pero más allá de los titulares y de la recogida de firmas no han querido aportar ni participar en este grupo de trabajo", ha lamentado el portavoz adjunto parlamentario de C's, que ha subrayado que el partido dejará de manifiesto "con hechos" la rebaja de este tributo, sin que el mismo sea cuestión de "medallas" y sí de "acuerdos y exigencias".

Ha agregado que, "mal que le pese al PP", éste será un "logro" de Ciudadanos para con un impuesto que "a quien está pesando y haciendo daño es a todos los andaluces". Para ello, el compromiso de C's es que a partir de 2016 el impuesto "ya sufra una reducción en los bolsillos de las personas que tengan que acogerse a este impuesto".

"Entendemos que el tramo de 175.000 a 180.000 euros se puede ampliar para que haya más familias que puedan acogerse a estas herencias", ha manifestado Romero, que deja claro que la formación naranja no contempla suprimir el impuesto, tal y como pretende el PP, "que no cuenta que si lo eliminamos habría muchas fortunas que dejarían de entrar y controlarse por el fisco". Por contra, sí quieren que las personas que tengan más patrimonio paguen impuestos.

El planteamiento de C's es el de elevar el mínimo exento por encima de los 350.000 euros, y en 2016 confían en que ya se pueda ver esa ampliación. Se pretende una "armonización nacional", según Romero, que recuerda que el presidente del Grupo Parlamentario, Juan Marín, ya interpeló a la Presidencia respecto a la lucha contra el fraude fiscal, pues una mayor eficiencia del Ejecutivo en este sentido supondría que "antes se pueden reducir unos impuestos que no son justos en los términos en los que están en Andalucía".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.