SEXO
Sexo y rock and roll 20MINUTOS.ES

La técnica de alineación coital (TAC) fue propuesta por el psicoterapeuta estadounidense Edward Eichel y plantea un enfoque totalmente nuevo sobre el coito.

Todos los sexólogos tomaron buena nota cuando Eichel publicó sus sorprendentes conclusiones. Según él, el TAC no sólo aumenta las posibilidades de que las mujeres alcancen el orgasmo durante la penetración sino que las probabilidades de conseguir el orgasmo simultaneo también aumentan (contrariamente a lo que aparece en la mayoría de las películas las probabilidades de que ambos gritéis al mismo tiempo “¡ya, ya!” son escasas siempre que no finjáis, ¡por supuesto!).

Esta técnica aumenta las posibilidades de que las mujeres alcancen el orgasmo durante la penetración

Eicher comprobó su técnica en 43 parejas de hombre y mujer. Antes de la prueba, el 23% de ellas declaró que alcanzaba el orgasmo durante la penetración y al finalizar la experimentación del TAC, el porcentaje fue del 77%.

Ninguna pareja había experimentado nunca el orgasmo simultáneo antes de la prueba, y después un 67% empezó a tenerlos.

La teoría en la que se basa el TAC es muy simple. Eichel afirma que las mujeres precisan de estimulación clitoridiana para llegar al orgasmo, por ello dedujo que los movimientos de la penetración son insuficientes para producir esta estimulación, por lo que inventó un movimiento a lo rock and roll.

El TAC ejerce una presión rítmica y constante sobre el clítoris. Lo malo es que esta técnica no es fácil. Es preciso cambiar la forma de pensar, de sentir y de hacer con respecto a los hábitos adquiridos con los años, de otra manera se vuelve a las viejas y obsoletas técnicas de penetración.

Pasos a seguir para realizar le movimiento

Lo importante es la postura. Coloca a tu compañero tumbado sobre ti, colocad ambas pelvis a la misma altura, introdúcete el pene pero mantén el tallo fuera de la vagina para que haga presión sobre el monte de Venus (ese promontorio carnoso cubierto de vello sobre la vulva).

Él ha de dejar caer todo el peso sobre ti sin apoyarse con los codos. Su propio peso le hará deslizarse hacía tus hombros y tu cabeza.

Asegúrate de que no se deslice hacia abajo para que su pelvis no quede más abajo que la tuya. Ahora rodéale los muslos con tus piernas y descansa los tobillos obre sus pantorrillas.

Ha llegado el momento de empezar a moverse. Utiliza la pelvis en lugar de las piernas y los brazos para moverte.

En este momento lamentareis no haberos apuntado a clases de baile de salón puesto que en este momento la coordinación es imprescindible y crucial. La finalidad es establecer un ritmo idéntico, es decir, que ambos os mováis exactamente de la misma forma y a la misma velocidad.

Ella dirige el movimiento ascendente: empuja hacia arriba y hacia a delante para forzar su pelvis hacía a tras. Él ha de permitir que su pelvis se mueva sin dejar de apretarse contra ella.

El pene desaparece dentro de la vagina durante el movimiento ascendente y el descendente invierte el proceso. Mientras él lo hace tú aprieta el clítoris contra la base de su pene.

Lo importante es mantener el ritmo de una manera regular y constante.

Durante el movimiento descendente su pene presiona el monte de Venus y se desliza hacia el exterior de la vagina, sin salir del todo. Muy importante.

En lugar de acelerar el movimiento, como hacen casi todas las parejas, el objetivo del TAC es mantener el ritmo de una manera regular y constante.

No aumentéis ni reduzcáis la velocidad. Si lo hacéis bien y durante el tiempo preciso, ambos alcanzareis el orgasmo de forma natural y sin esfuerzo.

Los detractores de esta técnica comentan que la relación sexual se convierte en algo falto de espontaneidad y que el sexo pierde su carácter de juego sin reglas, pero también es cierto que todo lo humano es técnica y aprendizaje y que aprender algo nuevo es bueno siempre que no nos obsesionéis con ello.

Esta técnica como cualquier otra precisa entrenamiento y a lo mejor resulta divertido intentarlo sin agobios. Puede que os de una nueva oportunidad de jugar y de reíros.

PARTICIPA EN SEXO Y VERANO

Todos tenemos pequeñas perversiones inofensivas, ¿te atreves a contarnos la tuya?

Para grabar marca 911 847 602 y clave 122#

Para opinar sobre este tema llama al 911 847 602 y marca la clave 122#

¿Un SMS puede ser erótico?

 Nosotros creemos que sí. Estamos seguros de que con ingenio los 140 caracteres de un mensaje corto son suficientes para calentar el verano.

Participa enviando el tuyo al número 690 20 20 20. Publicaremos los mejores.

Diccionario Sexológico

A | B | C | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | O | P | Q | R | S | T | U | V | X

Artículos relacionados