El Samur social atendió en 2006 a más de mil personas sin hogar en la capital el pasado año y realizó casi 31.000 intervenciones, la mayoría de ellas en los distritos Centro (348 personas), Chamberí (116) y Chamartín (99).

Los distritos de la almendra central de la ciudad fueron los que acapararon el mayor número de intervenciones, informó el Ayuntamiento en un comunicado.

Los equipos de intervención desarrollan estrategias de acercamiento, comunicación y motivación

La intervención en la calle forma parte del programa municipal de Atención a las Personas sin Hogar, cuyo objetivo es el acercamiento a los colectivos sociales más excluidos.

El SAMUR Social se encarga de esta labor, para lo que cuenta con diez equipos de intervención en la calle, cinco de ellos por la mañana (de 8.00 a 16.00 horas) y otros tantos por la tarde (de 14.00 a 22.00 horas), compuestos por un trabajador social y un auxiliar de servicios sociales.

Los profesionales de este servicio desarrollan estrategias de acercamiento, comunicación y motivación para el cambio.

Puentes, descampados, bancos...

Las actuaciones profesionales se pueden desarrollar bajo puentes, en descampados, en bancos situados en calles y parques, en el suelo de las aceras de cualquier calle e incluso en cajeros automáticos de entidades bancarias.

El trabajo con estas personas sin hogar se inicia con la detección de situaciones habituales que, aunque no presenten características de emergencia, sí precisan realizar una intervención.

Se encargan del traslado de las personas y de la tramitación de los documentos para acceder a prestaciones

A continuación se elabora un proyecto individual de las personas que permanecen en zonas localizables de Madrid y con las que se considera posible mantener la intervención en el futuro.

Los trabajadores sociales realizan un seguimiento de cada caso hasta que se consigue la normalización y la conexión de las personas con la red habitual de Servicios Sociales.

También se encargan del traslado de las personas a los dispositivos en los que son atendidas y de la tramitación de la documentación personal para su acceso a prestaciones básicas: DNI o tarjeta sanitaria.

La noche del 12 de diciembre de 2006 el Ayuntamiento de Madrid realizó un recuento de las personas que se encontraban viviendo en las calles de la ciudad. Se contabilizaron 621 que, unidas a las 800 que esa noche utilizaron los recursos de alojamiento, resultó una cifra de entre 1.400 y 1.500 personas sin hogar.