El actor británico Alan Rickman ha muerto a los 69 años a causa de un cáncer, según avanzaba el diario The Guardian. Además de sus trabajos en numerosas películas y en el teatro, se ha hecho especialmente popular en los últimos años por su papel como el inquietante profesor Severus Snape en la saga de películas Harry Potter.

Sin embargo, su lista de papeles emblemáticos va mucho más allá. Él plantó cara a Bruce Willis como villano en La jungla de cristal, fue sheriff de Nottingham en Robin Hood, príncipe de los ladrones, dio lo mejor de sí en un bonito personaje en Sentido y sensibilidad, fue la pareja perfecta para Emma Thomson en Love Actually...

En total, Rickman acumula casi 70 trabajos ante las cámaras y fue ganador de un Globo de Oro por su papel en la miniserie Rasputin.

Adiós al elegante villano inglés

Nacido en Londres, de padre irlandés y empapado de la tradición teatral de su país, comenzó su carrera como actor profesional (después de formarse como diseñador gráfico) a los 32 años en la Royal Shakespeare Company. Su fama internacional comenzó a forjarse con su papel en La jungla de cristal (1988), interpretando al malvado Hans Gruber, líder de una banda de terroristas que perseguía al policía John McClane (Bruce Willis).

La escritora J. K. Rowling pensó desde el principio en Rickman para que encarnara al profesor Severus Snape

Con el éxito de esta cinta llegarían más trabajos, como Sentido y Sensibilidad, Héroes fuera de órbita, Robin Hood –por el que consiguió el premio BAFTA a Mejor actor de reparto–, Love Actually o Sweeny Todd, interpretando (y arriesgándose a cantar) al corrupto juez Turpin.

Pero quizás su papel más recordado por todos será el del profesor Severus Snape en la saga de películas de Harry Potter, adaptación de los libros de J. K. Rowling. Posiblemente el personaje más complejo de todo el universo mágico, en el que Rickman se debatía entre el bien y el mal, acosado a su vez por el recuerdo de su primer y único amor, Lilly Potter, la madre del niño mago protagonista. La propia Rowling pensó desde el principio en el actor para que encarnara al profesor.

De su vida personal cabe destacar el largo noviazgo con la que ha sido la mujer de su vida, Rima Horton. Iniciaron su romance cuando Alan Rickman apenas alcanzaba la mayoría de edad, pero no se casaron hasta 2012 (en absoluto secreto, no se reveló hasta el año pasado).

Con dos estrenos pendientes

Rickman ha dejado en el tintero dos filmes en los que ha tenido importantes papeles: por un lado, la segunda parte de Alicia en el país de las maravillas, en la que pone voz a Absolem, la críptica oruga del libro de Lewis Carrol; también interpreta al Teniente General Frank Benson en la cinta Eye in the sky, un drama militar protagonizado por Helen Mirren y Aaron Paul.

Una de las voces más reconocibles del cine inglés (debido a un defecto en el habla de nacimiento) y entre los cien actores más eróticos según la revista Empire, este galán será recordado para siempre.