ETA avisa con dos bombas en el Tour mientras cae otro pistolero

Dos pequeños artefactos explotaron, previo aviso, en una carretera de Navarra por donde iba a pasar el pelotón. No hubo heridos. El etarra Pablo Aperribay fue detenido ayer en Francia.
Guardias civiles y gendarmes franceses velaron ayer por la seguridad del Tour de Francia.(efe).
Guardias civiles y gendarmes franceses velaron ayer por la seguridad del Tour de Francia.(efe).
ETA quiso mandar ayer un mensaje de que sigue viva, a pesar de los últimos y duros golpes policiales que ha recibido. La banda terrorista colocó dos pequeñas bombas de «escasísima potencia», según Interior, en la carretera por donde iban a pasar los ciclistas del Tour de Francia. Los dos artefactos explosivos estaban escondidos en la cuneta de la carretera NA-1370, en el monte Larra, que une la localidad navarra de Isaba con el puerto de Belagua. Un comunicante anónimo, en nombre de ETA, avisó por teléfono a las 11.30 de la mañana a la DYA de Navarra de las explosiones. Las dos bombas estallaron en el kilómetro 51, a 800 metros de la frontera con Francia. La primera, a las 13.22 horas y la segunda, a las 13.52 horas. Estaban en lo alto de dos promontorios de «difícil acceso».

No hubo heridos. «Las dos explosiones consistieron en un pequeño levantamiento de tierra. Los artefactos tenían muy poco explosivo y estaban en fiambreras», explican fuentes policiales.

Cuando explotaron, ya había pasado por la carretera la caravana publicitaria que precede a los ciclistas, no así el pelotón, que pudo hacerlo sin problemas, ya que se decidió no suspender la carrera. Unos 300 agentes de la Guardia Civil se encargaron ayer de velar por la seguridad del Tour en su pequeño periplo por tierras navarras, sólo 58 km.

Mientras robaba un coche

Intentando robar un coche. Así fue detenido ayer por la Policía Municipal de Lannemezan, un pequeño pueblo francés situado a 70 km de España, el etarra Pablo Aperribay, de 37 años, un liberado (a sueldo de la banda). Aperribay era buscado por la Policía desde febrero de 2005. Fue integrante del comando Adour, un comando que se hizo famoso por intentar asesinar al Rey en 2004 en Mallorca.

En una carta interceptada por la Policía, el jefe de los comandos de ETA, Garikoitz Aspiazu Txeroki, ordenaba a este comando «poner patas arriba a un enemigo uniformado» y poner «muertos sobre la mesa cuanto antes». El atentado, una «ekintza» (acción), se debía ejecutar en marzo de 2005.

Aperribay está en la lista de los etarras más buscados. Hizo seguimientos a los dirigentes vascos del PP María San Gil, Leopoldo Barreda y Alfonso Alonso y al peneuvista Juan María Atuxta, en la lista de objetivos de ETA. Ayer, al ser detenido, no llevaba documentación ni iba armado.

Dos detenidos por  financiar la ‘yihad’

La Policía detuvo ayer en Madrid a dos ciudadanos sirios: Bassan Dalasi Satut, 48 años, y Samer Dabbas, de 30, acusados de recaudar dinero que aportaban radicales islamistas, tanto en España como en el extranjero, para blanquearlo a través de varias empresas y financiar la yihad (guerra santa). Uno de ellos, Dalasi Satut, fue absuelto en el juicio contra la célula de Al Qaeda desarticulada en España tras el 11-S, de la que era líder Abu Dahdah. En lo que va de año ya han sido detenidos 35 terroristas islamistas en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento