El PP de Jerez de la Frontera (Cádiz) ha manifestado su "incredulidad" ante los "alardes" del gobierno municipal de la socialista Mamen Sánchez sobre su gestión del circuito de velocidad, al tiempo que ha resaltado que "la lección" sobre la gestión del mismo por parte de los anteriores gobiernos del PSOE fue "una deuda de 45 millones de euros".

En una nota, el PP ha rechazado los "alardes" del gobierno local teniendo en cuenta que "se han llevado cinco meses para renovar los cargos de la sociedad y convocar el primer consejo de administración de Cirjesa".

En este sentido, el PP ha señalado que desde el 13 de junio hasta el 12 de noviembre no se convocó al nuevo consejo de administración, cuando en ese periodo "se celebraron pruebas deportivas importantes, y sobre todo, se tomaron decisiones de gran calado para la sociedad por parte de personas sin cargo formalmente nombradas como parte del circuito y ajenas a la entidad".

Por ello, el PP ha solicitado "en reiteradas ocasiones" información sobre "asuntos y gestiones manifestados por el gobierno del PSOE a los medios, sin que de momento se haya obtenido respuesta alguna al respecto".

Del mismo modo, PP ha recordado que la aprobación de las cuentas de Cirjesa se realizan con fecha de 1 de julio de 2015, por lo que "el retraso en la aprobación de las mismas se ha producido por su propia dejadez en su gestión".

A juicio del PP, todo esto demuestra que el circuito ha estado "totalmente abandonado desde la toma de posesión del gobierno socialista", manifestando igualmente sus sospechas de que la "intención" sea "disolver el circuito de Jerez", pues de otra manera sería "imposible explicarse las acciones que están llevando a cabo, tanto por acción como por omisión".

Por último, respecto a la Capitalidad Mundial del Motociclismo, ha acusado el nuevo equipo de gobierno de dedicarse a "dinamitar el proyecto", y "no porque no fuera bueno para Jerez, sino porque fue un proyecto del Partido Popular que no quieren o no saben cómo gestionar".

Consulta aquí más noticias de Cádiz.