Los Simpson han vuelto por tras el parón navideño por todo lo alto. La serie de animación -que lleva emitiendo 27 temporadas- ha empezado el año con una llamativa introducción.

En esta ocasión, la conocida como couch gag -el gag del sofá que tiene lugar al principio de cada episodio de la serie- es un homenaje a las series televisivas de los años 80.

Bajo el título de LA-Z Rider -cuya traducción podría ser El motorista ocioso-, Homer Simpson aparece combatiendo el crimen con una actitud que evoca la imagen de un detective de Corrupción en Miami.

Además, se encuentran otras referencias. El sillón es un personaje y también se involucra en la lucha y las persecuciones, lo que podría ser un homenaje a la serie El coche fantástico.

También es palpable a lo largo del episodio una estética bañada de un atardecer de saturados colores naranjas salpicado por rótulos rosas que trasladan al telespectador al videojuego GTA Vice City que, a pesar de no ser de los años ochenta, está ambientado en ellos.