El Ayuntamiento de Granada ha solicitado al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que agilice la tramitación del expediente en el que solicita la instalación de un sistema de cámaras en el barrio del Albaicín para proteger el patrimonio histórico de las pintadas, después de que el edificio de la Curia Metropolitana haya sido dañado con un grafiti de grandes dimensiones.

El portavoz del equipo de gobierno local y concejal de Cultura, Juan García Montero (PP), ha tachado este acto de vandalismo como "un ataque al patrimonio de la ciudad", puesto que este inmueble del Arzobispado de Granada está catalogado de Bien de Interés Cultural (BIC).

Así, ha puesto a disposición de los ciudadanos todos los servicios municipales para que informen de esta clase de actitudes "lamentables", de modo que el Ayuntamiento pueda hacer posible, "con toda la fuerza y la carga de la acción municipal", que se respete el patrimonio.

El edil ha aprovechado este contexto para reclamar en rueda de prensa que se agilice su solicitud de instalar un sistema de cámaras en varios enclaves del barrio del Albaicín, a fin de conseguir la autorización que permita al Ayuntamiento contar con "herramientas reales" para proteger el patrimonio de los actos vandálicos y las pintadas.

El objetivo de esta iniciativa es, según ha recordado García Montero, "vigilar" el patrimonio y al mismo tiempo poder identificar a quienes atenten contra él, para que puedan ser puestos a disposición de la "autoridad municipal y judicial competente".

La propuesta remitida por el Ayuntamiento al TSJA recoge la instalación de cámaras con sensores que sólo grabarían cuando cambie la textura de un monumento o haya movimientos extraños en su entorno, un sistema con el que se busca no afectar al derecho a la intimidad del ciudadana a fin de lograr así el visto bueno de la Comisión de Videovigilancia del Alto Tribunal andaluz.

El Ayuntamiento quiere instalar las cámaras en varios enclaves concretos del Albaicín, declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad: la Puerta Monaita o de la Alhacaba (construida en el siglo XI como parte de la muralla zirí); el Aljibe del Zenete (siglo XVI); el Arco de Elvira (S.XI), la zona del Convento de Santa Isabel La Real, la Puerta de las Pesas (siglo XII) y el Palacio de Dar Al-Horra, que fue edificado como residencia de la sultana Aixa, la madre de Boabdil, el último rey nazarí de Granada.

Aunque la Comisión de Videovigilancia rechazó en 2008 una propuesta similar del Ayuntamiento de Granada, la entidad local ha justificado este nuevo intento en la "lamentable" situación en la que se encuentran algunos espacios patrimoniales a causa de las pintadas.

Consulta aquí más noticias de Granada.