La CUP rechaza investir a Artur Mas y aboca a Cataluña a nuevas elecciones en marzo

  • La CUP, que votaba este domingo la decisión definitiva sobre la investidura, queda profundamente dividida.
  • La diferencia es mínima entre los favorables y contrarios a Mas: la opción de no investir a Mas se ha impuesto con 36 votos a favor, 30 en contra y 1 abstención.
  • La formación antisistema e independentista pide a JxSí que elija un candidato alternativo esta semana, última para sacar adelante la legislatura.
  • Si no hay alternativa a Mas, el 10 de enero se convocarán elecciones autonómicas, las cuartas desde 2010.
  • Baños se plantea dimitir al frente de la CUP.
Artur Mas, en el Parlament de Cataluña.
Artur Mas, en el Parlament de Cataluña.
EFE
El Consejo Político y el Grupo de Acción Parlamentaria de la CUP, reunido esta mañana en Barcelona para tomar una decisión definitiva, ha decidido rechazar la investidura de Artur Mas, el candidato de 'Junts pel Sí', a la presidencia de la Generalitat catalana. Los 10 diputados autonómicos de la CUP se abstendrán si 'Junts Pel Sí' continúa presentando a Mas como candidato a la presidencia. Si presentaran a otro candidato, sí se mantendría el acuerdo.

El Consejo Político y el Grupo de Acción Parlamentaria (GAP) de la CUP han decidido este domingo rechazar la investidura de Artur Mas como próximo presidente de la Generalitat, una decisión que aboca a Cataluña a tener que celebrar elecciones autonómicas en un plazo de 40 ó 60 días. En rueda de prensa, el secretariado nacional de la CUP ha pedido a JxSí que elija un candidato alternativo esta semana, última para sacar adelante la legislatura. Si no hay alternativa a Mas, el 10 de enero se convocarán elecciones autonómicas, las cuartas desde 2010.

En dicha rueda, realizada en el centro cívico Pere Quart de Barcelona, el secretariado nacional ha confirmado que el 'no' a Mas se ha impuesto al 'sí' por 36 votos a 30, con una abstención, y que los 10 parlamentarios de esta formación se abstendrán si hay otra sesión de investidura en la cámara catalana con Mas como candidato.

"Nosotros no vamos a decir quién debe ser el candidato. Deben elegir ellos (JxS) uno esta semana, entre sus 62 (escaños)", han dicho, insistiendo en que su oposición es, únicamente, a Artur Mas. "Hemos dicho que no a quien teníamos que decir que no".

"No ha sido una decisión fácil, no da el mismo nivel de satisfacción a todas las partes", han proseguido. "Era un marco impuesto: apoyar a Mas o ir a elecciones, pero esa es su postura no la nuestra. Si mueven alguna pieza, podemos llegar a un acuerdo. Que muevan ellos ficha. Esto no es romper el proceso, seguimos adelante con algo que empezó el 27 (de septiembre)", han concluido.

Por otro lado, resto de grupos del Parlament ya han avisado a la coalición de Artur Mas (JxSí) de que no tienen ninguna intención de negociar su investidura si la CUP le rechaza, motivo por el cual el Parlament quedará disuelto el 10 de enero con toda probabilidad, y habrá elecciones entre 40 y 60 días después.

Cuándo serían las elecciones

El rechazo de la CUP a investir a Artur Mas como presidente de la Generalitat obliga al líder convergente a convocar, de forma "inmediata" y con fecha tope el 10 de enero, elecciones en Cataluña, que se celebrarían entre finales de febrero y el 6 de marzo, opción esta última que parece la más probable. Lo único que podría evitar esta situación es que Junts pel Sí (CDC y ERC) decidiese de forma inesperada y rápida proponer a otro candidato que no sea Mas y que sí apoye la CUP, una cuestión que no parece probable puesto que hasta la fecha tanto ERC, como CDC, como los independientes que forman el grupo parlamentario de JxS han dicho por activa y por pasiva que su único candidato posible es Mas.

Así las cosas y según reza la ley de la Presidencia de la Generalitat y del Govern, en su apartado dedicado a la elección del president, "si una vez transcurridos dos meses desde la primera votación de investidura (10 de enero) ningún candidato ha sido elegido, la legislatura queda disuelta automáticamente y el presidente de la Generalitat en funciones convoca elecciones de manera inmediata, que han de tener lugar entre 40 y 60 días después de la convocatoria".

Hay que recordar que la CUP votó en contra de investir a Mas en dos ocasiones en el primer pleno de investidura iniciado el pasado 10 de noviembre, después de las elecciones catalanas del pasado 27 de septiembre. De esta forma, el 10 de enero, el próximo domingo, se cumplirán los dos meses que marca la ley para dar por disuelta de forma automática la legislatura catalana.

Mas debería entonces firmar de forma inmediata un decreto de convocatoria de elecciones a celebrarse entre 40 y 60 días tras el primer pleno de investidura.

En esa horquilla sólo hay tres domingos para celebrar los comicios, concretamente el 21 y 28 de febrero, y el 6 de marzo. Esta última fecha podría ser la más probable si Mas apura el calendario, según fuentes parlamentarias.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento