Los árboles de Madrid sufren estrés y morirán en breve

  • La culpa es de las obras, la contaminación y el cambio climático.
  • De los 13.000 ejemplares plantados en el último año, casi 2.000 no llegarán a octubre.
Los árboles de la avenida de Portugal, recién plantados tras el soterramiento de la calzada, también tienen síntomas de enfermedad.
Los árboles de la avenida de Portugal, recién plantados tras el soterramiento de la calzada, también tienen síntomas de enfermedad.
JORGE PARÍS

Con una pista facilitada por la lectora: Carmen Ferrándiz.

Al igual que sus habitantes, los árboles de Madrid también sufren estrés: sus hojas se arrugan, se llenan de hongos y finalmente acaban por secarse. Las obras, la contaminación y el cambio climático están causando verdaderos estragos en las zonas verdes.

De los cerca de 230.000 árboles que se encuentran en las calles de la capital, "todos están afectados por el estrés", según han comprobado los delegados de CC OO en el Servicio de Inspección, el área que se encarga de vigilar las plantas. De ellos, los más indefensos son "los más de 13.000 plantados en el último año en el contorno de la M-30" porque "aún les falta adaptación". Este problema para adecuarse hará que "en torno a un 15% (1.950) se sequen antes de octubre", destaca Gemma Sánchez, portavoz de CC OO.

Raíces sin reservas

El ‘nerviosismo’ arbóreo se debe a "las zanjas y a la compactación del suelo alrededor del árbol que impide que las raíces se oxigenen". Algo en lo que coincide Mariano Sánchez García, conservador del Jardín Botánico, que resalta que "las plantas están estresadas por el calor que el asfalto transmite a las raíces, lo que les deja sin reservas".

Las temperaturas de este verano son atípicas en julio, lo que altera sus ciclos de floración
Además, "la contaminación, la lluvia ácida o los golpes en su tronco hacen que se debiliten, siendo así más propensos a los hongos". Algo que han notado varios vecinos, como Carmen Ferrándiz, una lectora que en una carta a
20 minutos avisaba de que "en Atocha algunos tienen las hojas con manchas blanquecinas", producidas por el hongo oidio. Otro de los factores que estresa a los árboles es, según los expertos, el
cambio climático.

"Las temperaturas de este verano son atípicas en julio, lo que altera sus ciclos de floración", apuntan desde CC OO. Estos desajustes hacen que "la caída de la hoja se retrase", subraya Mariano Sánchez García.

Fuentes del Ayuntamiento de Madrid aseguraron ayer que "en el primer año de vida es normal que algún árbol muera porque se están aclimatando".

Reforestación. Más de un millón

El alcalde Gallardón prometió que en este mandato plantará 1,5 millones de árboles para que "no haya un solo alcorque sin su árbol".

Casa de campo. Plantas de holanda

El Ayuntamiento de Madrid completó este año la reforestación de la Casa de Campo con 70.000 árboles, muchos de ellos traídos de Holanda.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento