"España pone fin al sistema político del turno y se inaugura una nueva etapa política en nuestro país". Estas han sido las primeras palabras del candidato de Podemos a la presidencia del Gobierno, Pablo Iglesias, tras confirmarse que su formación ha logrado situarse como la tercera fuerza más votada en las elecciones generales de este 20-D. Iglesias ha aprovechado su intervención para recalcar cuáles son los principales cambios que su partido va a exigir, entre ellos, "adaptar el sistema electoral a la realidad española".

Tras apuntar que Podemos "y las fuerzas del cambio" han sumado más del 20% de las papeletas, con casi cinco millones de votantes, Iglesias ha resaltado que "el PSOE de Pedro Sánchez ha obtenido el peor resultado electoral de toda la democracia y el PP su peor resultado desde 1989".

España ha votado un cambio de sistema y eso tiene consecuencias inaplazablesAcompañado por los miembros de su Ejecutiva, el líder de la formación morada ha insistido en que "España ha votado un cambio de sistema y eso tiene una serie de consecuencias inaplazables e imprescindibles". Estas pasan por el "blindaje constitucional de los derechos sociales". Entre ellos ha citado el derecho a una vivienda digna y la defensa de la Educación y la Sanidad públicas.

Preguntado por posibles pactos, ante un Parlamento muy fragmentado y unas negociaciones que se prevén difíciles, el líder de Podemos ha reiterado que "lo primero es abordar los cambios constitucionales imprescindibles para cambiar el sistema". "Es lo primero antes de hablar de nada más", ha resaltado.

Iglesias ha destacado que son la primera fuerza en Cataluña y el País Vasco y la segunda en Madrid, Valencia, Navarra, Baleares y Galicia, y ha abogado por un nuevo acuerdo territorial que respete la plurinacionalidad de España. En este sentido ha agregado que son "la única fuerza política de ámbito estatal capaz de liderar" ese proceso. "Lo hemos dicho muchas veces, para nosotros Cataluña es una nación que tiene que tener un encaje constitucional distinto; somos favorables a que se convoque un referéndum", ha añadido cuando los periodistas le han preguntado si una de las líneas rojas que planteará para posibles pactos será la convocatoria de la consulta.

Concentración 'morada' ante el Reina Sofía

Después de esta rueda de prensa, celebrada en el Teatro Goya de Madrid, Iglesias y su equipo se han desplazado hasta la Plaza del Reina Sofía, donde unas 2.000 personas les esperaban para celebrar los resultados de su partido, que irrumpe en el Congreso con 69 escaños.

Gritos de "¡Sí se puede! ¡Sí se puede!" y globos con la leyenda "Un país contigo, Podemos" han pitando de morado la plaza. Muy optimistas, incluso antes de conocer los datos definitivos, los fieles de Podemos han seguido, desde las 20.30 horas, el devenir de esta jornada electoral a través de una pantalla gigante que ha ido retransmitiendo el recuento de votos tras el cierre de los colegios electorales.

Ante estos simpatizantes, Iglesias ha querido "homenajear a los héroes anónimos que con pequeños gestos han demostrado que se puede cambiar un país". "La revolución no está en las banderas, está en lo pequeño", ha asegurado y ha recordado que "el 15-M sembró el inicio de una nueva transición liderada por la gente".