La cumbre del clima de París que arranca este lunes, de la A a la Z

  • Las políticas de adaptación y mitigación, claves para alcanzar el propósito de no superar en 2100 más de dos grados la temperatura global del planeta.
  • Si el acuerdo final es vinculante y cómo queda el fondo verde, otros enigmas.
  • La cumbre arranca el lunes en París, con representación de 195 estados y de la UE.
El edificio que albergará la COP21, en París.
El edificio que albergará la COP21, en París.
Ian Langdson / EFE

El lunes arranca en París la Conferencia del Clima (COP21) en la que estarán representados 195 países y la UE con el objetivo de alcanzar un acuerdo para pisar el freno 'in extremis' a los efectos del cambio climático. El siguiente relato es un abecedario para comprender la cita global en busca un protocolo que sustituya al de Kioto.

Adaptación: Es una de las dos patas del acuerdo al que aspira la cumbre, junto con mitigación. Hace referencia a la necesidad de anticipar y ajustarse a los efectos del cambio climático, reduciendo el daño causado y potenciando oportunidades. En París, uno de los grandes debates girará en torno al fondo económico que deberían comprometer los Estados para sufragar precisamente la adaptación de los países más pobres, que a su vez son los más afectados pese a que no son, precisamente, los más contaminantes.

Brecha: La organización planteó a los Estados que presentaran unos compromisos voluntarios en cuanto a las políticas contra el cambio climático. La suma de todas las medidas presentadas por 170 países da como resultado un incremento de la temperatura global del planeta, para el año 2100, de 2,7 grados centígrados. Los expertos han fijado en dos grados el aumento máximo de la temperatura para controlar minimamente el fenómeno del cambio climático. En París se va a discutir cómo conseguir cerrar esta brecha. Una de las posibilidades es que se fijen revisiones de los objetivos quinquenales y vinculantes que finalmente aproximen el objetivo de los dos grados.

Cambio Climático: El cambio climático es el conjunto de grandes y rápidas perturbaciones provocadas en el clima por el aumento observado en los últimos siglos de la temperatura media de la Tierra. Es el problema ambiental más importante al que se enfrenta la humanidad. Los científicos del IPCC, el organismo internacional más reputado en materia de cambio climático, han constatado que más del 95% del calentamiento tiene origen antropogénico, es decir que lo causan las actividades humanas. Mayoritariamente por las crecientes concentraciones de gases de efecto invernadero causadas por nuestro modelo de producción y consumo energético. Los efectos más visibles del cambio climático incluyen un abanico de graves desastres naturales.

Desastres naturales: La ONU relaciona el 90% de los desastres naturales con el clima, mientras que el 10% restante tiene un origen geofísico. Del primer grupo, los más mortíferos —causantes del 80% de las víctimas— son las inundaciones y las sequías. El organismo internacional vincula al cambio climático 335 fenómenos y 30.000 muertes al año. Los países pobres son los más afectados en pérdidas humanas y económicas.

Efecto invernadero: Hay dos tipos de efecto invernadero, el natural y el artificial. El efecto invernadero natural es el que permite que exista vida en la Tierra. Parte de los rayos que llegan del sol no logran entrar en la tierra, otra parte son rebotados por las nubes y otros absorbidos por la atmósfera. De los que sí llegan, una parte se absorbe en forma de calor, otra se refleja y rebota en la atmósfera y otra se escapa al espacio. Sin el efecto invernadero natural la diferencia entre la noche y el día serían de más de cien grados. El efecto invernadero artificial, por el contrario, es el que se produce porque hay en la atmósfera demasiada cantidad de ciertos gases y la parte de rayos del sol que se debe escapar de la atmósfera es menor. El resultado es que la temperatura de la Tierra aumenta más de lo normal.

Fondo Verde para el Clima: Es un fondo para financiar la lucha contra el cambio climático y pretende movilizar 100.000 millones de dólares anuales a partir del año 2020. Busca promover la recuperación de los efectos del cambio climático a través de proyectos impulsados en los países afectados. Deberá contar con financiación pública y privada. Este fondo dotará de recursos a las dos políticas principales: la adaptación y la mitigación (la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero). España ha anunciado que aportará 120 millones de euros hasta 2020. Las críticas al Gobierno de las ONG se deben a que se hayan redirigido los fondos de ayuda al desarrollo a este fondo verde para el clima.

Gases de efecto invernadero (GEI): Son aquellos cuya acumulación está provocando el calentamiento global. Los tres gases principales son el dióxido de carbono (CO2), el metano (CH4) y el óxido nitroso (N2O). En menor cantidad hay otros gases como los Hidrofluorocarbonos (HFC), Perfluorocarbonos (PFC) y Hexafluoruro de azufre (SF6). Las actividades que más alteran la temperatura son el consumo de energía, la agricultura, la industria, la deforestación, los residuos y el fuelóleo que se extrae del petróleo. Los diez principales países emisores de gases son China (25%), Estados Unidos (14%), la UE (10%), India (6,9%) Rusia (5%), Japón (3%), Brasil (2%), Indonesia (1,7%), México (1,67%) e Irán (1,65%)

Huella de carbono: Es como se conoce a la totalidad de gases de efecto invernadero emitidos por efecto directo o indirecto de un individuo, organización, evento o producto. Es el llamado impacto ambiental, necesario para conocer la estrategia de reducción o compensación que se requiere para controlar el fenómeno del cambio climático. España creó un registro público de huella de carbono en 2014, es gratuito y voluntario y está gestionado por la Oficina Española de Cambio Climático. Permite obtener un sello a las empresas que compensen o reduzcan su huella de carbono. Existen también calculadoras de huellas de carbono personales, que permiten averiguar cuál es la huella que dejamos al comprar calzado, de vacaciones, poniendo la calefacción o consumiendo carne.

INDC: Son las siglas (en inglés) de las Contribuciones Previstas y Determinadas a Nivel Nacional. Este instrumento constituye el punto de partida de las negociaciones del acuerdo de París. Cada país, individualmente, ha registrado sus compromisos sobre la emisión de gases de efecto invernadero y otros concernientes a la financiación, el desarrollo y la transferencia tecnológica a partir de 2020. En París deberá aclararse cómo se vigilará el cumplimiento de estos compromisos.

Kioto: Negociado en el año 1997 en la ciudad japonesa que le da nombre, es el acuerdo internacional que intentó reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel global en porcentaje de al menos un 5% (entre 2008 y 2012) en comparación a las emisiones de 1990. Entró en vigor en 2005, sin que EE UU, el mayor emisor de gases, lo ratificara. Tampoco China lo hizo. El acuerdo estableció máximos de emisiones, pero también mecanismos correctores como el comercio de derechos y la inversión en desarrollo limpio. En 2011, Canadá abandonó el protocolo para no pagar las multas relacionadas con el incumplimiento en sus reducciones. El protocolo vencía en 2013, pero fue prolongado hasta 2020. El acuerdo de París, si se alcanza, será su sustituto.

Lideres mundiales: Francia ha recibido la confirmación de 147 jefes de Estado y de Gobierno que acudirán a la cumbre del cambio climático, que se celebra desde el lunes y hasta el 11 de diciembre. Los líderes estarán en la primera jornada para pronunciar sus discursos. Los recientes atentados de París han conllevado la cancelación "por razones de seguridad" de las dos manifestaciones que se iban a celebrar en paralelo, una mañana sábado, que sin embargo se mantiene en el resto de capitales del mundo, y otra prevista para el cierre de la conferencia, el sábado 12 de diciembre.

Mitigación: La mitigación del cambio climático o el ahorro energético es la acción que supone disminuir la intensidad de las emisiones de gases para minimizar los efectos del calentamiento global. Las dos opciones principales que hay son la reducción de las fuentes de producción de gases o su almacenamiento. Mientras los movimientos ecologistas plantean un cambio de modelo económico y productivo que apueste por las energías renovables, las petroleras apuestan por mecanismos tecnológicos que mejoren su almacenamiento.

Nivel del mar: El aumento del nivel del mar y las inundaciones son efectos patentes del calentamiento de las aguas y del deshielo de los casquetes polares producidos por el cambio climático. Esto provoca riesgos en las zonas costeras, islas y en los deltas de los ríos. Según National Geographic, el nivel medio del mar aumentó entre 10 y 20 centímetros el siglo pasado. Sin embargo, la tasa anual de aumento durante los últimos 20 años ha sido de 3,2 milímetros, más o menos el doble de la velocidad media de los 80 años precedentes.

EspaÑa: Los expertos en cambio climático aseguran que España sería uno de los países europeos más afectados. Greenpeace cree que podrían desaparecer algunas especies, proliferar otras invasoras, alterar la economía de sectores como el vitivinícola, que ya nota la falta de agua, las plagas y las enfermedades. Además, también se registran ya efectos como la subida del nivel del mar y el riesgo de incendios. Por su parte, las olas de frío y calor extremo podrían presentar previsiblemente mayores riesgos para la salud. A la COP21 España no acude como Estado, sino como parte de la delegación de la UE.

Objetivos: Francia lleva meses insistiendo en la importancia de la conferencia del clima de Naciones Unidas de la que saldrá el nuevo acuerdo climático universal. "Es necesario que logremos un acuerdo legalmente vinculante", ha defendido el ministro Laurent Fabius. "Eses es nuestro objetivo número uno, aunque no será fácil". Francia también quería que se fijara el precio del carbono como medida para fomentar las renovables. Finalmente, este tema clave se ha caído de la COP21, a pesar de los numerosos llamamientos a su favor.

París: Con 196 participantes, 195 estados y la UE, confirmados arranca el lunes la COP21. Las siglas se refieren a COnferencia de las Partes y es el nombre del órgano máximo de toma de decisiones de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. El número 21 se refiere al número de cumbres desde que se empezaron a celebrar. En este caso, la sede oficial estará en un aeropuerto parisino, Le Bourget, situado en el norte de la capital francesa.

Triple erRe: Reducir, reciclar y reutilizar. La responsabilidad individual y los hábitos sociales son fundamentales para complementar a las políticas económicas y energéticas en la lucha contra el cambio climático. De ahí que uno de los mensajes que más se repita es el de las 'tres erres', el que aboga por un correcto reciclaje de los residuos, por la vía de la separación, la reutilización de los objetos para alargar su vida útil y la reducción del  consumo.

Stop CO2: Es el principal lema de todas las cumbres del clima, porque la emisión de dióxido de carbono es el principal agente causante del cambio climático. En cierta cantidad estos gases son necesarios, pero el problema radica en que su concentración ha aumentado desproporcionadamente. En primavera la concentración de CO2 marcó un nuevo máximo sin precedentes en el hemisferio norte, superando el valor simbólico de 400 partes por millón. La quema de combustibles fósiles está detrás de este drástico incremento.

Temperatura 2º: Los expertos insisten en que todo acuerdo que suponga la elevación de la temperatura global en 2100 por encima de los dos grados será un fracaso de la COP21. Continuar con el ritmo actual de emisiones haría aumentar la temperatura hasta 4,8 grados respecto a niveles preindustriales, lo que traería muchos más desastres naturales. Los planes que han anunciado 170 países están por encima de la barrera de esos dos grados. en concreto se sitúan en los 2,7 grados.

Unión Europea: El presidente de la comisión Jean Claude Juncker y el comisario de Acción por el Clima y Energía, el español Miguel Ángel Arias Cañete, serán los representantes de la UE en la COP21. La UE ha dicho que trabajará para que se alcance un pacto mundial sobre el clima equitativo, ambicioso y jurídicamente vinculante. Su compromiso es rebajar un 40% las emisiones en 2030. Cañete ha asegurado que París "constituye una oportunidad histórica que no podemos desaprovechar". Sus objetivos son lograr incluir a todos los sectores implicados, conseguir un mecanismo que revise periódicamente los compromisos y un sistema sólido de transparencia y rendición de cuentas. La UE también mantiene su compromiso para la financiación del fondo verde, pero las ONG han criticado que en su última reunión no se fijaran cifras concretas sobre cuál va a ser dicha.

Vinculación: Junto con los compromisos de mitigación y adaptación, la vinculación es la verdadera pieza clave de la cumbre de París. La palabra que definirá el éxito o el fracaso de la cita por el clima. El debate girará en cómo ponerse de acuerdo en la aprobación de un mecanismo que verifique la descarbonización del planeta.

WMO: (Siglas en inglés de la Organización Mundial de la Meteorología), organismo que este mes avisaba de que si no se logra revertir la cantidad de gases de efecto invernadero en la atmósfera el cambio climático tendrá consecuencias "desconocidas y aterradoras" para los humanos. "Las concentraciones de gases de efecto invernadero alcanzan hoy niveles que no han existido en la Tierra desde hace más de 800.000 años", decían. Otra oficina meteorológica, la de Reino Unido, advertía de que este 2015 la temperatura de la Tierra aumentará un grado centígrado respecto a la época preindustrial.

OXido nitroso: Es otro de los gases de efecto invernadero más contaminantes. Las principales fuentes antropogénicas de emisión se producen en los escapes de los vehículos motorizados y en la quema de combustibles fósiles.

ZAC:  Son las siglas de Zona de Acción por el Clima y se refiere a la cumbre alternativa a la COP21 que tendrá lugar también en París, del 7 al 11 de diciembre. Más de 130 organizaciones de la sociedad civil, de las ONG y del movimiento ecologista se darán cita en un centro cultural parisino (CentQuatre) que tiene su sede a escasos 25 minutos de la sede oficial de Le Bourget. El objetivo suyo es presionar a los países en la aceleración de las políticas favorables a frenar el cambio climático.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento