La 'boina' de Madrid
La 'boina' de contaminación de Madrid, vista desde la M-40 dirección la ciudad. EFE

Madrid supera en la mayoría de ocasiones a otras grandes capitales europeas en valores contaminantes generados, principalmente, por la conducción de automóviles, como el NO2, y su impacto en las ciudades. Ya en 2014, Madrid superó el valor límite anual de dióxido de nitrógeno (NO2), según la última Evaluación de la Calidad del Aire en España del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y esta semana, el ayuntamiento ha optado por iniciar la batalla contra el tráfico rodado masivo en la ciudad.

Estos valores sobre contaminación que pueden compararse, en tiempo real, con los de otras grandes capitales europeas como Berlín, Londres, Roma y París, a los que la capital española supera, especialmente, en impacto generado en ciudad.

La UE dispone de información que compara los niveles de NO2, que se origina en su mayor parte por los motores de combustión de los automóviles, fundamentalmente los diesel. También permite comparar la cantidad de dióxido de azufre (SO2), monóxido de carbono (CO), diminutas partículas sólidas o líquidas de polvo, cenizas, hollín, partículas metálicas, cemento o polen que se introducen en el organismo y son dañinas (PM10 y PM2,5) y ozono troposférico (O3). No son los únicos contaminantes, aunque sí los más determinantes para medir la salud ambiental de grandes ciudades.

Madrid, Berlín, Londres, Roma y París han iniciado medidas para frenar este tipo de contaminación, aunque a nivel europeo, Copenhague y Zurich son dos grandes ejemplos a seguir por sus políticas para promover transporte en bicicleta y transporte público en detrimento de los automóviles particulares.

Comparando los valores de las principales capitales europeas, observamos lo siguiente:

Madrid

Los valores contaminantes en la capital española se sitúan en niveles altos en cuanto a NO2 y partículas se refiere. Los niveles de dióxido de nitrógeno son mucho más altos que en ciudades como Londres, París y Roma. Sólo Berlín supera a Madrid en este tipo de contaminación originada por motores de combustión en carretera, aunque dicha contaminación tiene posteriormente un impacto mucho mayor en la capital española.

Madrid

(FUENTE: AIR QUALITY NOW)

París

La capital francesa consigue mantener sus niveles contaminantes en valores considerados medios. París es una de las ciudades europeas más beligerantes con el tráfico rodado y quizá la que ha declarado su oposición más frontal a los diésel en los últimos tiempos.

París

(FUENTE: AIR QUALITY NOW)

Londres

Ha conseguido minimizar el impacto contaminante en ciudad. Además de restringir el tráfico rodado al centro por medio de peajes (una de las medidas más famosas y polémicas), se han llevado a cabo iniciativas como la revocación de licencias a los taxis de más de 15 años y la promoción de coches eléctricos.

Londres

(FUENTE: AIR QUALITY NOW)

Berlín

En 2007 también se prohibió la entrada al centro de los automóviles más contaminantes. Según un estudio de 2011 de la European Environmental Bureau (EEB), Berlín es la ciudad que más hace por reducir la polución, aunque le queda mucho por hacer, según podemos comprobar por sus altísimos valores en NO2 todavía en carretera.

Berlín

(FUENTE: AIR QUALITY NOW)

Roma

Roma

(FUENTE: AIR QUALITY NOW)

Zurich

Una ciudad que es un ejemplo. Algunos valores suponen un reto para las capitales mencionadas anteriormente.

Zurich

(FUENTE: AIR QUALITY NOW)

Consulta aquí más noticias de Madrid.