El número de refugiados que ha cruzado el Mediterráneo este año supera la cifra de 800.000

  • Según las últimas estimaciones de la Organización Mundial de las Migraciones.
  • De ese total, 653.075 llegaron a Grecia, 141.766 alcanzaron las costas italianas, 3.845 arribaron a España y 106 a Malta.
  • La cifra cuadruplica las llegadas a la Unión Europea en 2014.
Inmigrantes descansan dentro de una carpa en un campo de refugiados en la población de Idomeni, al norte de Grecia cerca a la frontera con Macedonia.
Inmigrantes descansan dentro de una carpa en un campo de refugiados en la población de Idomeni, al norte de Grecia cerca a la frontera con Macedonia.
EFE/SIMELA PANTZARTZI

El número de refugiados e inmigrantes que han cruzado este año el Mediterráneo y han alcanzado las costas europeas huyendo de un conflicto, persecución y una vida de miseria ha superado en las últimas horas el umbral de las 800.000 personas.

Esta cifra cuadruplica las llegadas a la Unión Europea (UE) en 2014. Según las últimas estimaciones de la Organización Mundial de las Migraciones (OIM) hasta el domingo 8 de noviembre habían llegado a la UE 798.792 personas.

"No obstante, calculamos que esa cifra ya se ha superado en las últimas horas y que hemos sobrepasado el umbral de las 800.000", advirtió en rueda de prensa Joel Millman, portavoz de la OIM.

De ese total, 653.075 llegaron a Grecia, 141.766 alcanzaron las costas italianas, 3.845 arribaron a España y 106 a Malta. Asimismo, la organización ha contabilizado al menos 3.455 decesos de refugiados e inmigrantes que intentaron cruzar el mar y perecieron en el intento.

Agenda de cumbres

El reparto de los 160.000 refugiados acordado el pasado septiembre, mientras tanto, avanza a pasos diminutos. Una docena –once eritreos y un sirio– aterrizaron en España el pasado domingo y se convirtieron en parte de los 147 que ya tienen un nuevo hogar. En el lado contrario,  países como Eslovenia sopesan un blindaje por miedo a sufrir una crisis humanitaria.

El primer ministro, Miro Cerar, ha anunciado la instalación de «barreras técnicas temporales» en su frontera con Croacia y no descarta incluso construir una valla. En estos momentos, unos 30.000 refugiados pasan por Grecia y van camino de atravesar Macedonia, Serbia, Croacia y Eslovenia con destino a Austria y Alemania. Si Austria, como teme Eslovenia, decide limitar la entrada a 6.000 refugiados al día, el tapón podría ser inmanejable.

Los líderes y las instituciones europeas –y mundiales–, por su parte, continúan con sus cumbres. Esta semana, hasta tres encuentros de alto nivel tratarán de avanzar de nuevo en la resolución de la crisis.

Este miércoles comienza en La Valeta (Malta) una cita de dos días que reúne a 63 jefes de Estado y de Gobierno de Europa y África. Europa quiere agilizar el mecanismo de repatriaciones de migrantes sin derecho a asilo a los países de origen; a cambio, ha puesto sobre la mesa un fondo fiduciario de emergencia de 3.600 millones de euros y facilidades para visados, entre otras cosas.

Justo después, el jueves, los líderes de la UE acudirán en esa misma ciudad a la llamada del presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, que les ha convocado de manera informal para analizar cómo se están implementado las medidas acordadas, como la reubicación de los refugiados, el refuerzo de la Agencia Frontex o la puesta en marcha de los centros de registro –hotspots– en Italia y Grecia.

Por último, los días 15 y 16 se reúne en Antalya (Turquía) el G-20, es decir, 19 de las mayores economías desarrolladas y emergentes del mundo más la UE. Allí estarán, entre otros, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, el ruso Vladimir Putin y la canciller alemana, Angela Merkel. Al margen de la situación económica, la guerra en Siria y la crisis de los refugiados centrarán buena parte de las conversaciones. El objetivo es articular una respuesta internacional a la situación.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento