Lambán cree que sin la transferencia de conocimientos de la universidad es "imposible" una economía competitiva

El presidente aragonés ha visitado este jueves el Instituto Agroalimentario de Aragón
El presidente de Aragón visita el IA2.
El presidente de Aragón visita el IA2.
DGA

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha opinado que sin la transferencia "de conocimientos y esfuerzos" que hace la universidad es "imposible" una economía competitiva en la Comunidad autónoma.

Lambán ha realizado esta afirmación con motivo de su visita al Instituto Agroalimentario de Aragón (IA2), un espacio creado por el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) —dependiente del Ejecutivo autonómico— y la Universidad de Zaragoza (UZ), que ha calificado de "admirable" y "magnífico".

El jefe del Ejecutivo ha conocido varios proyectos que se desarrollan en la Planta Piloto de Ciencia y Tecnología de los Alimentos (PPCTA) y el Laboratorio de Encefalopatías Espongiformes Transmisibles de Aragón, ubicados en el campus veterinario de Zaragoza, acompañado por la consejera de Innovación, Investigación y Universidad, Pilar Alegría, y el rector de la Universidad de Zaragoza, Manuel López, además de numerosos miembros de la comunidad académica.

El IA2 cuenta con unos 300 investigadores que se ocupan de los procesos agroalimentarios, desde la producción de materias primas vegetales y animales, hasta la puesta en la mesa de los productos.

"Creo que la reflexión que hay que hacer, después de ver lo bien que está trabajando la universidad y el Gobierno, es que cada día está más claro que la agroalimentación es, seguramente, el sector de la economía aragonesa con más posibilidades de desarrollo, de futuro y en el que podemos alcanzar más niveles de excelencia y competitividad", ha relatado.

Además, ha hecho referencia a la importancia de la logística, ha considerado que "para colocar la producción alimentaria aragonesa en los mercados necesitamos un buen sistema de logístico".

Lambán ha considerado que la Universidad de Zaragoza está "dando la talla" y "a la altura de lo que la sociedad aragonesa espera de ella, a pesar de las circunstancias financieras, materiales, en las que se ha venido desenvolviendo en los últimos años".

En este punto, ha sostenido que la universidad es "un pilar absolutamente fundamental del Aragón presente y futuro" y ha incidido en que "sin la transferencia de conocimientos, sin la transferencia de esfuerzos investigadores que hace, es imposible que la economía aragonesa sea competitiva".

Por ello, ha opinado que el esfuerzo económico que se haga en los presupuestos de la Comunidad autónoma para apoyar a la Universidad de Zaragoza será "compensado con creces en el terreno del desarrollo económico y de la creación de empleo".

Instituto agroalimentario

El Instituto Agroalimentario de Aragón pretende favorecer la agregación de investigadores de prestigio procedentes de ambas instituciones —CITA y Universidad de Zaragoza— y su correspondiente coordinación.

El objetivo es facilitar la definición de proyectos de investigación multidisciplinares, más ambiciosos y globales, como elemento distintivo de calidad en el ámbito nacional e internacional.

La Planta Piloto de Ciencia y Tecnología de los Alimentos, además de contribuir a la formación de los futuros graduados en Veterinaria y Ciencia y Tecnología de los Alimentos, permite realizar investigación, desarrollo y transferencia de conocimientos para contribuir a la mejora de la calidad y elevar la competitividad de la industria alimentaria.

Cuenta con una infraestructura necesaria para el procesado y control, en condiciones similares a las que se utiliza en las industrias agroalimentarias. En esta planta se aplican los métodos para estudiar y optimizar los procesos de elaboración de los alimentos y evaluar la influencia de diferentes parámetros en la calidad de los productos.

Sus instalaciones permiten desarrollar proyectos de Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i), tanto públicos como privados, y de ámbito regional, nacional y europeo, todos ellos de gran interés para la industria alimentaria evitando los costes derivados de la elevada cantidad de materia prima necesaria para la puesta en funcionamiento de los equipos, mano de obra y paradas productivas cuando estas actividades se realizan en la propia fábrica.

En la Planta Piloto también se llevan a cabo análisis sensoriales de alimentos en una sala de catas, un paso fundamental para las industrias alimentarias antes de lanzar sus productos al mercado o a la hora de mejorarlos.

Centro de investigación en encefalopatías

El Centro de Investigación en Encefalopatías y Enfermedades Emergentes se ocupa de la salud pública, la sanidad animal y la seguridad de los alimentos.

Este centro es el laboratorio de referencia en Aragón para investigaciones que requieran un alto grado de seguridad en el campo de la biología, la biomedicina o las ciencias veterinarias. Con una superficie construida de más de 2.000 metros cuadrados, acoge un laboratorio de nivel de contención P-3, la más alta acreditación en bioseguridad de los laboratorios españoles.

En el Laboratorio, se desarrollan estudios internacionales sobre enfermedades con riesgo potencial para los humanos aprovechando la experiencia acumulada en el Centro en el estudio de enfermedades transmisibles.

Este centro también realiza la vigilancia e investigación de las Encefalopatías Espongiformes Transmisibles (EET) en ovinos, caprinos y bovinos en España. La más conocida de estas enfermedades es la Encefalopatía Espongiforme Bovina, conocida como 'el mal de las vacas locas', que además de al ganado se ha comprobado que puede afectar al hombre.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento