Ningún vizcaíno que quiera ir a San Fermín se quedará en tierra
Los niños pamplonicas disfrutaron ya ayer del encierro Txiki por las calles de la capital navarra. (J. Diges / efe).
A las 12.00 h de hoy, el tradicional chupinazo dará el pistoletazo de salida a las fiestas de San Fermín de 2007. Como cada año, miles de vizcaínos acudirán a Pamplona para disfrutar de las fiestas más famosas del mundo. Para que no tengan problemas en llegar, el servicio de autobuses que une Bilbao con la capital navarra se reforzará notablemente.
Para empezar, cada uno de los seis servicios habituales de la compañía La Unión que salen de la capital vizcaína contará con el número de vehículos necesarios para cubrir la demanda. Se espera que durante esta semana sea de un 3% a un 5% superior a los 21.000 viajeros que cogieron el bus el año pasado.

«La idea es que nadie se quede en tierra, por eso, en función de las previsiones que tenemos, ponemos los coches que hagan falta», explicó a 20 minutos Juan Manuel Moreno, de la compañía de transportes. Moreno añadió que a determinadas horas se han llegado a poner «hasta más de 30 autobuses».

Además, solamente para hoy y para mañana, se pondrán dos servicios especiales, a las 22.00 y a las 22.30 horas. También para la vuelta, mañana y el domingo, se ha dispuesto otro que saldrá de Pamplona a las 12.00 horas.

El precio de los billetes ha aumentado 30 céntimos respecto al año pasado, pasando a costar 12,45 euros la ida, 22,40 si sumamos la vuelta. La mayoría de los viajeros reservan el billete con antelación, «con lo que se evitan las largas colas», dijo Moreno (La Unión: 944 765 007).

Desde la propia organización de los sanfermines recomiendan a los visitantes que utilicen el transporte público para llegar a Pamplona. La razón es que entre el 6 y el 14 de julio no se puede circular con el coche por la parte vieja durante todo el día y alrededor de la plaza de toros de 17.00 a 20.00 horas, aparte de lo complicado que resulta aparcar y de que la grúa allí se pone las botas estos días.

Más vigilancia contra el alcohol

Para persuadir definitivamente a los que vayan a ir a Pamplona de que no cojan su coche, la dirección de Tráfico del Gobierno vasco ha decidido incrementar el número de controles de alcoholemia en las carreteras. La campaña de prevención con motivo de los sanfermines comienza hoy y se centrará especialmente en las vías colindantes con Navarra. Además, Tráfico recomienda a los conductores que al volante, «nada de alcohol», y detenerse y descansar en caso de sentir fatiga.