Los bomberos del Sistema Provincial de Prevención y Extinción de Incendios tuvieron que emplearse a fondo el pasado domingo como consecuencia del incendio de vegetación declarado en el arroyo Caño Real, en Palomares del Río, presentando riesgo de propagación hacia la fábrica de prefabricados por la cercanía de la vegetación a la pared trasera de la nave y otras edificaciones de las instalaciones.

La extinción del incendio, coordinada por el mando de guardia de Bomberos de la Provincia de Sevilla, se centró en defender las edificaciones y controlar el avance del incendio arroyo abajo e impedir que alcanzara las instalaciones de una depuradora. Durante la actuación, los bomberos detectaron la existencia de unos cables de una torre de media tensión en la zona del incendio. Se procedió a avisar a la compañía suministradora para que se cortara la tensión y la zona quedara segura para la extinción.

Para esta actuación se activaron los parques de Mairena del Aljarafe, Santiponce, Parque Central y el mando de guardia de Bomberos de la Provincia de Sevilla, con un total de 13 efectivos y 6 vehículos.

Además, los bomberos del Sistema Provincial actuaron en el accidente de tráfico ocurrido en el kilómetro 38 de la A-92, en el término de Arahal, en el que se vieron implicados los ocupantes de un solo coche y que se saldó finalmente con el fallecimiento de una mujer y tres heridos de gravedad. El coche se salió de la vía cuando circulaba en dirección hacia Sevilla y volcó en varias ocasiones provocando el hundimiento del techo del coche.

Efectivos de los parques de Arahal y Marchena se desplazaron hasta el lugar del accidente y tuvieron que realizar la excarcelación del vehículo para sacar a uno de los ocupantes que estaba atrapado en el interior del coche junto a la fallecida.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.