El Ejecutivo foral insta a reforzar la comercialización del queso Idiazabal tanto dentro como fuera de Navarra, así como sensibilizar a la sociedad de que el consumo de producto local de calidad permite mantener puestos de trabajo en el territorio, y mantener vivos los pueblos y paisajes.

Así lo han transmitido este martes la presidenta de Navarra, Uxue Barkos, y la consejera de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local del Gobierno foral, Isabel Elizalde, a los responsables de la Denominación de Origen Idiazabal en el transcurso de una reunión celebrada en la sede del departamento en la que también ha participado el director general de Desarrollo Rural, Ignacio Gil. Por parte de la DO han asistido su presidente Joxe Mari Ustarroz; su vicepresidente Félix Ajuria; y la gerente Mirian Molina.

Barkos y Elizalde también han resaltado la importancia de la producción de queso de oveja latxa para vertebrar el territorio, conseguir recuperar rebaños y explotaciones, y asegurar el relevo generacional.

Además, desde el Gobierno de Navarra se va a apoyar el trabajo en común con la Denominación de Origen Protegida (DOP) Roncal, que comparte materia prima de origen con Idizabal, ha informado el Ejecutivo en una nota.

Los representantes de la DO Idizabal han presentado a la presidenta Barkos y a la consejera Elizalde el Plan Estratégico Idiazabal 2015-2020, consensuado entre el Gobierno de Navarra, el Gobierno vasco y los agentes del sector, y en el que han participado más de cien profesionales. En este momento, han dicho, el objetivo prioritario de Denominación es la recuperación de explotaciones agrarias que han abandonado el ordeño en los próximos años.

La DO Idizabal se creó en 1987 para proteger el queso producido en Navarra y la Comunidad Autónoma Vasca elaborado exclusivamente con leche cruda de ovejas de raza latxa y carranzana.

Consulta aquí más noticias de Navarra.