El vicepresidente de la Asociación de Criadores Helicicultores de Andalucía (Acha), Daniel Álvarez, ha señalado el crecimiento "exponencial" en los últimos años del sector, que requiere una inversión inicial de 15.000 euros para "que te dé para vivir".

Así ha señalado que de las 70 granjas de caracoles asociadas a Acha, asociación con un año de vida, un 30 por ciento ya están vendiendo producto, mientras que el resto requiere de entre "unos ocho o diez meses" para poder empezar a contar con la primera producción.

Según ha explicado, con una inversión primera de unos 15.000 euros para unos 1.500 metros cuadrados "ya te da para vivir", pero ha advertido de que hay quien prefiere invertir unos 6.000 euros para disponer de unos 500 metros cuadrados y luego ir agrandando la granja.

Estas granjas que se reparten "por toda Andalucía" se dedican a satisfacer al mercado español, sobre todo, "en los meses de noviembre, diciembre y enero", mientras que en la época de verano es "cuando menos sale".

En España se consumen al año 20.000 toneladas de caracoles, de los cuales sólo un cinco por ciento se produce en el país. Acha se constituyó para canalizar las demandas y necesidades de un sector que se encuentra con numerosas dificultades "por la falta de cauces y normas a la altura del volumen de negocio existente hoy en día".

Este negocio ha llamado la atención en los últimos años a numerosos emprendedores, jóvenes y desempleados e incluso agricultores que no rentabilizan otro tipo de producciones y que crea trabajo en el lugar donde se realiza y su comercio genera ingresos dentro del territorio.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.