La luna creciente deslucirá la lluvia de meteoros Delta Acuáridas

  • La popular lluvia de meteoros alcanzará su máximo en la noche del martes 28 al miércoles 29 de julio pero la luna deslucirá el fenómeno.
  • Puede producir unos 30 meteoros por hora a velocidades de 41 kilómetros por segundo.
  • Alrededor del 10% de los meteoros que produce esta lluvia dejan un espectáculo celeste maravilloso que denominamos estela persistente.
Fotografía de larga exposición que muestra a un grupo de israelíes esperando ver una lluvia de meteoros de las Geminidas mientras toman un baño cerca a las costas del Mar Muerto en Israel.
Fotografía de larga exposición que muestra a un grupo de israelíes esperando ver una lluvia de meteoros de las Geminidas mientras toman un baño cerca a las costas del Mar Muerto en Israel.
Abir Sultan / EFE

La lluvia de meteoros conocida como Delta Acuáridas alcanzará su máximo en la noche del martes 28 al miércoles 29 de julio. No obstante, advierten en la Asociación Astronómica de España que la luna, que podrá verse en fase creciente durante casi toda la noche, deslucirá este fenómeno.

Según señalan el presidente de la asociación, Miguel Gilarte Fernández, a partir de esa hora el cielo se hará cada vez más brillante y se verán menos meteoros, por lo que aconseja aprovechar las primeras horas de la noche del 28 y las primeras horas de las noches posteriores, en las que la luna cada vez saldrá más tarde.

Esta lluvia está considerada como activa y puede producir unos 30 meteoros por hora a velocidades de 41 kilómetros por segundo. Lo mejor de la lluvia es que sus meteoros son lentos y con largo recorrido. Se ha calculado que alrededor del 10% de los meteoros que produce esta lluvia dejan un espectáculo celeste maravilloso que denominamos estela persistente.

La asociación explica en su web que, cuando el meteoro entra en la atmósfera terrestre comienza a desintegrarse a unos 100 kilómetros de altura y que, mientras algunos desaparecen en una fracción de segundo, otros, por su composición y tamaño, consiguen penetrar más y permanecer unos o dos segundos visibles mientras trazan su recorrido por el cielo.

Así, los de mayor tamaño, se van deshaciendo poco a poco y dejan flotando en el cielo, durante segundos o minutos, una estela del material desintegrado.

Cuando esto ocurra, los astrónomos recomiendan tomar unos prismáticos y verlo con detalle. Además, la visión con este instrumento permite ver la estela durante más tiempo que a simple vista.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento