Pixels
'Pixels' tiene una premisa desquiciada: la invasión de la Tierra por parte de unos extraterrestres con apariencia y modales de videojuegos retro. Y la idea parte de un corto de Patrick Jean. GONZOO

El guión de la recién estrenada película Pixels de Chris Columbus ha sido modificado por sus productores para que pudiera ser estrenada en China, y evitar herir la sensibilidad de sus ciudadanos con las menciones que se hacen sobre el país.

Esta información se desprende de los documentos de la productora Sony Pictures filtrados por la web Wikileaks en los últimos meses, después de que la compañía fuera mal criticada por Corea del Norte al lanzar  la comedia La entrevista, en la que se parodiaba y asesinaba a su actual líder Kim Jong-un.

En uno de los correos filtrados por Wikileaks, remitido en 2013, una de las responsables de Sony en su oficina en China, Li Chow, ya recomendaba que la película no incluyera una escena del guión en la que los extraterrestres que atacan la Tierra agujereaban la Gran Muralla, puesto que la escena "no beneficiaría el estreno en China". También se sugiere que en la escena en la que el Gobierno de EE UU analiza los primeros ataques no se posicione a China tecnológicamente por detrás.

Además pide que sea la capital japonesa (Tokio), y no la urbe más populosa de China (Shanghái) uno de los principales escenarios, debido a que la película muestra escenas de  destrucción en toda la ciudad, y eso podría herir sensibilidades.

Finalmente la película ha conseguido el permiso necesario para ser estrenada en China, a pesar de que en sus cines sólo se permiten el estreno de una treintena de películas extranjeras al año. Llegará a las pantallas el 15 de septiembre.

En China sólo se permiten el estreno de una treintena de películas extranjeras al añoPixels ha sido estrenada este viernes en EE UU, España y varios países latinoamericanos, y cuenta la historia de un ataque extraterrestre contra la Tierra en la que populares personajes como Pac-Man o Donkey Kong atacan el planeta, después de que los alienígenas malinterpretasen un cargamento con videojuegos lanzado al espacio por EE UU en 1982.

Sony, que condenó la filtración por Wikileaks de miles de mensajes confidenciales, ha declinado comentar sobre la censura china o autocensura de este filme y que no ha sido el primero en ser cambiado para agradar a Pekín.

En la película World War Z (Guerra Mundial Z) por ejemplo, se cambió ligeramente el guión y se quitó una parte en la se sugería que el virus que volvía zombie a los seres humanos se había originado en China.

En Skyfall, se retiraron escenas en las que un soldado chino era asesinado, y referencias  a que el villano de la película, interpretado por Javier Bardem, debía parte de su maldad al haber sido torturado en una prisión asiática.

La justificación de estos y otros muchos cambios se deben a que el mercado chino, con mucho potencial de crecimiento, se está convirtiendo en el más importante de Hollywood en el exterior.