Salud indemniza a la familia de un paciente fallecido por el tardío diagnóstico de un tumor

  • No le diagnosticaron el tumor en el oído y fue creciendo dentro del cráneo.
  • Sufrió complicaciones posoperatorias que no fueron bien tratadas.
  • Una hemorragia le provocó una hidrocefalia y murió tres meses después.
Nuevo hospital de Sant Pau.
Nuevo hospital de Sant Pau.
ARCHIVO

El Instituto Catalán de la Salud (ICS) y el Servicio Catalán de la Salut (CatSalut, el acrónimo en catalán) han indemnizarán a la viuda y a los hijos de un hombre que falleció a causa de un tumor en el oído y que los médicos tardaron cinco años en diagnosticarle.

Según ha informado este jueves el despacho de abogados El Defensor del Paciente, el hombre, de 55 años, acudió en 2007 al centro de atención primaria (CAP) Maragall porque oía silbidos y había perdido de audición en la oreja izquierda.

En febrero de 2008, le realizaron una resonancia magnética sin contraste en el hospital de Sant Pau que interpretada "erróneamente como normal", a pesar de que se observaba una pequeña lesión tumoral en el conducto auditivo interno compatible con un neurinoma del acústico.

Cuatro años después, regresó al ambulatorio y al hospital porque los síntomas persistían y habían aumentado: tenía sequedad, congestión nasal, tos seca y alteraciones de la visión. Esta sintomatología debía haber hecho sospechar a los médicos que el paciente tenía un neurinoma acústico conocido como Schwannoma acústico.

Sin embargo, no se lo diagnosticaron y el retraso permitió que el tumor siguiera creciendo y hasta que su tamaña y extensión en la cavidad craneal hacían muy difícil la extirpación quirúrgica.

Finalmente, fue operado tres meses después pero sufrió una hemorragia intracranial, que no fue tratada a tiempo porque no se le colocó un drenaje ventricular exterior. Esto provocó una hidrocefalia y un deterioro físico que lo condujeron al ingreso hospitalario y a la muerte tres meses después.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento