El narcotraficante Joaquín El Chapo Guzmán, jefe del cartel de Sinaloa, se fugó de la cárcel del Estado de México (centro del país) en la que estaba recluido desde su detención en febrero de 2014, en lo que supone la segunda vez que escapa de una prisión mexicana, informaron este domingo fuentes oficiales.

La última vez que se vio al preso fue cuando acudía al baño de la penitenciaría En un comunicado, la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) señaló que la fuga, la segunda del narcotraficante de una cárcel tras la que protagonizó en 2001, se produjo "a las 20.52 horas" del sábado y la última vez que se vio al preso fue cuando acudía al baño de la penitenciaría.

Según la CNS, "al prolongarse la no visibilidad del interno, se ingresa a la celda, la cual se encontraba vacía, por lo que de inmediato se emitió la alerta correspondiente por la probable evasión del mencionado recluso". "Así se inició el protocolo correspondiente, con lo que se confirma la fuga de Guzmán Loera", agrega la nota.

Según la CNS, "al prolongarse la no visibilidad del interno, se ingresa a la celda, la cual se encontraba vacía, por lo que de inmediato se emitió la alerta correspondiente por la probable evasión del mencionado recluso". "Así se inició el protocolo correspondiente, con lo que se confirma la fuga de Guzmán Loera", agrega la nota.

Fuga a través de un túnel

Su primera fuga de la cárcel fue en 2001Guzmán huyó el sábado por la noche, la segunda vez que se escapa de una cárcel de máxima seguridad después de fugarse de la de Puente Grande, en la ciudad de Guadalajara (oeste de México) en enero de 2001.

A las 20.52 hora local del sábado (3.52 h del domingo, hora peninsular española), el reo entró en la zona de las duchas dentro de la estancia 20, en el pasillo 2, donde habitualmente los presos se bañan y lavan sus enseres. Al ver que El Chapo no salía, los guardianes entraron y descubrieron el agujero, de 50 centímetros, que desembocaba por un conducto vertical de unos 10 metros de profundidad "habilitado con una escalera".

Este conducto comunicaba, a su vez, con "un túnel que se extiende por una longitud indeterminada, pero que en línea recta representa más de 1.500 metros", indicó el secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública de México (SNSP), Monte Alejandro Rubido García.

El túnel, señaló, "cuenta con tubería de pvc para ventilación, alumbrado y una motocicleta adaptada sobre rieles como mecanismo de extracción" que, al parecer, fue usada para sacar la tierra. A lo largo del túnel, de 1,70 metros de altura y ancho de entre 70 y 80 centímetros, se encontraron "instrumentos de construcción, tanques de oxígeno, recipientes con combustible", maderas y tuberías.

El pasaje desemboca en un inmueble que se encuentra en obras, al suroeste de la prisión, en la colonia Santa Juanita, detalló. En la casa, agregó, se halló "mobiliario, enseres y otros objetos que indican que había presencia de trabajadores o veladores (vigilantes)".

La cárcel Altiplano I es una prisión federal ubicada en Almoloya de Juárez, en el estado de México, a 25 kilómetros de Toluca, la capital estatal, y a unos 90 kilómetros de Ciudad de México.

Primera fuga y captura del criminal más buscado

Nacido en 1957, Joaquín Guzmán Loera, alias El Chapo, comenzó su carrera criminal en la década de 1980 como lugarteniente de Miguel Ángel Félix-Gallardo, jefe del cártel de Guadalajara, cuya detención en 1989 le llevó a fundar su propia organización en Sinaloa, su estado natal.

En 1993 fue capturado en Guatemala, país del que fue extraditado a México y el 19 de enero de 2001 se fugó de la prisión de Puente Grande, estado occidental de Jalisco, a bordo de un camión de limpieza gracias a la ayuda prestada por algunos funcionarios del penal.

Su última detención, el 22 de febrero de 2014, fue considerada el mayor golpe asestado al narcotráfico en México en una década, pues Guzmán era el criminal más buscado tanto por México como por Estados Unidos.