El presidente del grupo parlamentario de Podemos de las Cortes de Aragón, Pablo Echenique, ha dado su apoyo "puntual", de investidura, a su homólogo del grupo socialista, Javier Lambán, quien ha garantizado que cumplirá de forma "cabal" los compromisos que le han permitido ser investido como presidente de la Comunidad autónoma este viernes.

"Cuando empiece a haber encima de la mesa presupuestos y proyectos de ley, que Podemos también presentará, seremos capaces de comprobar las diferentes voluntades y servidumbres de cada fuerza política", ha aseverado Echenique, quien ha prometido una "colaboración constructiva".

Ha puntualizado que "siempre que se atengan los intereses privados de minorías privilegiadas por delante de los derechos de las personas y la eficacia económica la oposición de los diputados de Podemos será firme".

Echenique ha reiterado en su intervención que le suena "bien" el discurso de Lambán, lo que ha atribuido a la presencia de Podemos en la cámara, y ha afirmado que los electores han apostado por "el cambio" y en los comicios del 24 de mayo el bipartidismo ha obtenido "los peores resultados" en la historia de la autonomía aragonesa.

"La gente" ha pedido "con contundencia" un modelo de sociedad "diferente" en el que la dignidad y las necesidades de la mayoría se antepongan a la "ambición de poder de unos pocos", ha dicho Echenique.

Ha mencionado problemas sociales como la pobreza energética, la desnutrición infantil, los desahucios inmobiliarios, la atención a la dependencia y la despoblación del medio rural. Hay 83.000 hogares en exclusión social según Cáritas, ha apuntado.

"EFICACIA"

Pablo Echenique ha defendido sus tesis por "decencia" pero también por "eficacia", señalando que el enriquecimiento de las rentas más altas y el empobrecimiento de las más bajas "no solo es cuestionable moralmente, es que además lastra la economía".

Ha dicho que los trabajadores, autónomos, pymes, cooperativas y empresas de economía social son las que generan más empleo, pagan más impuestos, defraudan menos al fisco y dejan más riqueza en el territorio.

Para que la economía funcione mejor ha apostado por impulsar la investigación, el desarrollo y la innovación, considerando que "no es de recibo que sigamos intentando competir con China y Bangladesh". Ha emplazado a competir con países como Alemania y Japón.

A su juicio, tanto PP como PSOE han antepuesto los intereses privados a los generales durante sus respectivas etapas de gobierno: "el PP lo ha hecho de frente y queriendo" y el PSOE "lo ha hecho diciendo que no tiene otra opción, que no quiere hacerlo, pero lo ha hecho, incluso en contra de gran parte de sus militantes, votantes y principios fundamentales".

El dirigente de la formación morada ha manifestado su preocupación por la apuesta por los grandes embalses, que ha atribuido a los intereses de las grandes constructoras y no de los regantes y los habitantes del Pirineo y el Prepirineo.

Echenique ha negado que la corrupción política sea reflejo de la sociedad, afirmando que en los últimos años la sociedad ha sido "mucho más decente que algunas prácticas que se han llevado a cabo desde la política".

No hay "contradicción"

Javier Lambán ha dejado claro que asegurar el cumplimiento del decálogo negociado con Podemos "no significa ninguna contradicción con nuestro programa, ni mucho menos con nuestra conciencia individual y política".

El dirigente socialista ha coincidido con Echenique en el diagnóstico sobre la desigualdad, afirmando que lo que ha decantado la opción de los votantes el 24 de mayo ha sido "su posición respecto a la desigualdad" y la repercusión de la misma sobre la economía.

Ha aseverado que la desigualdad no solo es "reprobable desde el punto de vista ético y moral", sino que también es "un disolvente brutal de la democracia".

También ha coincidido con Echenique en la importancia de las pymes, autonómos y empresas de economía social, haciendo notar su "debilidad" por su pequeño tamaño, una cuestión que Lambán quiere corregir en aras a una mayor internacionalización e innovación.

En materia hidráulica "discrepamos abiertamente", ha reconocido Javier Lambán, quien se ha preguntado si el diálogo permitirá un acercamiento de posturas. Ha defendido el Pacto del Agua y ha subrayado que en sus reflexiones sobre política hidráulica nunca ha pensado en los grandes intereses, sino en los regantes de su territorio.

En cuanto a la corrupción, Lambán ha indicado que las sociedades mediterráneas han convivido "con demasiada condescendencia" con este fenómeno para aseverar que la sociedad española es, en general, "honrada", al igual que la política, aunque "han abundado demasiado los casos de corrupción".

Lambán ha considerado que la reforma de la función pública "daría en buena medida solución a los problemas de corrupción" y ha rechazado las denominadas "puertas giratorias".

Ha reivindicado la gestión de los anteriores Gobiernos del PSOE, aseverando que este partido "sustancialmente no tocó el Estado del Bienestar hasta el último día de su permanencia en el Gobierno", aunque en 2010 "no estuvo a la altura de las circunstancias, de lo que sus propios electores le habían demandado".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.