Kenitra, Rabat
Kenitra, a unos 40 kilómetros al norte de Rabat. GOOGLE MAPS

Una mujer marroquí está siendo juzgada en Kenitra, a unos 40 kilómetros al norte de Rabat, por haber contraído matrimonio con su novio fallecido para poder heredar sus bienes.

Según relata este jueves el diario Asabah, la mujer está siendo investigada por el juez de instrucción acusada de "falsificación de documentos oficiales", mientras se sigue buscando a su supuesto cómplice, que se hizo pasar por el novio muerto para poder formalizar el matrimonio.

La historia estalló cuando en los funerales del fallecido, que murió en un accidente de tráfico, la mujer apareció vestida de luto y se presentó ante su familia como si fuera su viuda.

La mujer está siendo juzgada en Kenitra, a 40 kilómetros de Rabat El hermano del difunto presentó una denuncia contra la mujer afirmando que el joven tenía la intención de casarse y había empezado con los procedimientos administrativos pero nunca llegó a terminarlos.

La acusada enseñó a la familia un acta matrimonial que fue redactada dos días después de la muerte del novio, e intentó convencer a su familia que los adules (notarios de derecho musulmán) fueron los que cometieron un error al poner la fecha a la hora de redactar el acta.

La mujer volvió ante los adules para protestar sobre la fecha, lo que despertó sus sospechas, y fueron éstos quienes avisaron a la Fiscalía.