El alcalde de Santiago, Martiño Noriega, ha mandado un mensaje de tranquilidad tras la advertencia realizada por el sindicato unificado de la policía (SUP) al respecto de que la ciudad no está preparada para afrontar un ataque yihadista.

Con todo, a renglón seguido ha admitido no saber "con qué parámetro se mide que una ciudad esté preparada para una acción que muchas veces está basada en la sinrazón".

Así, reconociendo que Compostela "no es una excepción" y que se adoptan medidas en el mismo sentido que las que se toman en otras ciudades del conjunto del estado, ha destacado que, "a pesar de que toda precaución es poca", desconoce "cuáles son los criterios que garantizan que algo que se asienta en la sinrazón pueda acontecer" o no.

Al respecto de la toma de medidas de seguridad, ha informado de que esta semana tendrá lugar un encuentro con los mandos policiales "para revisar" cuáles son las acciones que se están adoptando.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.