La CVE plantea permitir el uso de locales como viviendas y su compatibilidad con actividades de economía colaborativa

Propone rehabilitar viviendas cedidas o permutadas al Ayuntamiento por los bancos para generar empleo y ayudar a desahuciados
Manuel Saravia con Ángela de Miguel
Manuel Saravia con Ángela de Miguel
EUROPA PRESS

La Confederación Vallisoletana de Empresarios (CVE) ha planteado al Ayuntamiento de Valladolid flexibilizar el uso de locales para su utilización como viviendas, la instalación de 'start up' o fomentar actividades de economía colaborativa.

Así lo ha explicado la presidenta de la Confederación, Ángela de Miguel, tras una reunión con el primer teniente de Alcalde y concejal de Urbanismo, Infraestructuras y Vivienda, Manuel Saravia, en un encuentro en "buena sintonía" que fundamentalmente ha girado en torno al desarrollo del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de la ciudad.

De Miguel ha agradecido la respuesta del Consistorio a su solicitud de reunión y ha explicado algunas de las propuestas que, desde la "absoluta colaboración", pretenden diseñar "juntos" la ciudad que se quiere para Valladolid.

En este contexto, la presidenta de la CVE ha incidido en la preocupación sobre los locales vacíos y ha propuesto flexibilizar su uso, con formas e ideas que pueden ser "chocantes" como la utilización de algunos de ellos como viviendas, algo que ya se hace en otros sitios.

Ángela de Miguel ha señalado como ejemplo Silicon Valley, donde se instalan en locales las 'start up' o personas que habitan estos espacios y ha defendido propuestas que ahora son "impensables" pero la necesidad de buscar usos y alternativas para facilitar y crear nuevas empresas o impulsar a los emprendedores.

La presidenta de la patronal vallisoletana ha aclarado que "no vale cualquier local" porque hay que exigir unas medidas mínimas de habitabilidad, pero al mismo tiempo cree que hay espacios que permitirían este doble uso y compatibilizarlo con el "modelo de garaje" que utilizan por ejemplo las citadas 'start up'.

Otras edificaciones, por ejemplo, la CVE considera que se pueden utilizar como espacios compartidos entre jóvenes para desarrollar proyectos de economía "colaborativa" y "apuntarse al modelo de espacios compartidos".

Viviendas de los bancos

Por otra parte, la patronal se ha mostrado su preocupación también por la vivienda, el alquiler y los desahucios y cree que hay que buscar soluciones para quienes se quedan sin vivienda, pero al mismo tiempo generar empleo.

Por ello, proponen que los bancos puedan permutar las viviendas por terrenos sin construir —en línea con el Ayuntamiento— o una cesión durante algunos años cuando el número de inmuebles no sean suficientes para hacer lo anterior y tengan dificultades de salir al mercado.

A cambio de estas cesiones o si el Ayuntamiento adquiriera estos inmuebles, la CVE propone rehabilitar las viviendas, en muchos casos necesario, lo que generaría actividad económica.

En esta línea, Ángela de Miguel ha abogado por poner en marcha también un programa de ayuda al empleo para colectivos más desfavorecidos y ha incidido en que precisamente los trabajadores de la construcción son de los más afectados, por lo que se trataría de generar bolsas de empleo para que estas personas, bien como autónomos o como empleados, rehabiliten estas viviendas. En definitiva, considera que se ayudaría tanto a personas en riesgo de exclusión, sin trabajo y que han perdido la vivienda.

En cuanto al PGOU, además de incluir propuestas como la de la flexibilización del uso de locales, Ángela de Miguel ha destacado la importancia de este documento, que tiene que "perdurar en el tiempo" y ser "a gusto de todos".

La presidenta de la CVE considera que se hay que desarrollar el Plan para hacer una ciudad "compacta, homogénea", se eliminen determinados "vacíos de desarrollo" y ha incidido en que hay que tener en cuenta que Valladolid es "policéntrica", tiene varios centros como la Plaza Mayor, San Juan o el Paseo Zorrilla y cada uno tiene "su propia realidad y economía".

Pgou "flexible"

Asimismo, ha reclamado un plan "flexible", que sea capaz de adaptarse a las realidades según surjan, y también ha pedido cuestiones como computar la edificabilidad de forma diferente para que las construcciones entre espacios comunes sean más amplias, por ejemplo, y se adapten a la realidad de la nueva normativa de la construcción.

En cuanto al proyectado de viviendas y las áreas homogéneas, De Miguel considera que sí que hay zonas donde habrá que eliminar bolsas de vivienda pero cree que no en todas, como propone el Consistorio, y cree que habría que plantear alternativas porque hay zonas en las que cree que sí deberían haber un desarrollo.

En la rueda de prensa posterior a la reunión, el primer teniente de alcalde y concejal de Urbanismo ha señalado que comparten muchas de las cuestiones planteadas por la CVE, algunas de ellas "muy imaginativas", y que estudiarán.

En concreto, se ha referido a la flexibilización del uso de locales o la propuesta de actuación en viviendas de alquiler, desahucios y generación de empleo, algo que ha calificado de "interesante". Así, Saravia cree que hay una "buena" sintonía que se trasladará al trabajo en común.

En cuanto a los locales y sus usos, ha asegurado que es una cuestión que se va a estudiar "con mucho interés" porque hay algunos que cumplen una función "insustituible" como los de alimentación para las personas que no tienen forma de desplazarse a comprar, por ejemplo.

Por lo que se refiere a la flexibilización del cómputo de edificabilidad, el primer teniente de alcalde ha reconocido que las exigencias a las viviendas a veces tienen un exceso de regulación, por lo que hay que ver cómo está la cuestión. En este sentido, ha aclarado que están obligados a "justificar" todas las medidas que se tomen, tanto si se mantiene la rigidez como si se flexibiliza.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento