España eleva a 4 el nivel de alerta antiterrorista, "riesgo alto", tras los últimos atentados

El ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz.
El ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz.
Julien Warnand / EFE

El Ministerio del Interior ha elevado el nivel de alerta antiterrorista tras los atentados yihadistas perpetrados hoy en Francia, Túnez y Kuwait, lo que significa que España se sitúa en riesgo alto de amenaza de atentado.

Ha sido el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, quien ha informado de esta elevación del nivel 3 o "medio" al 4 o "alto" dentro de los cinco existentes tras la primera reunión de la comisión del Pacto de Estado contra el terrorismo yihadista, firmado con el PSOE y convocada de urgencia tras estos atentados que han causado en total al menos medio centenar de muertos.

"Este incremento supone un refuerzo en la vigilancia de objetivos susceptibles e infraestructuras criticas", ha dicho el ministro sobre esta medida adoptada por unanimidad tras así aconsejarlo expertos del CNI y los servicios de información de Policía y Guardia Civil.

"Esto no es una guerra de religión, es una guerra entre la barbarie y la civilización", ha lamentado Fernández Díaz.

Razones para subir la alerta

Fernández Díaz ha atribuido el incremento en el nivel de alerta a tres razones, entre ellas, la proximidad con el primer aniversario de la proclamación del califato en Irak y Siria el pasado 29 de junio por parte del líder del Estado Islámico (Daesh) Abu Bakr al Bagdadi. Pero también a la cercanía con Francia y Túnez, así como a las datos que han sido puestos a disposición del Gobierno por parte de expertos de los servicios de inteligencia.

Hoy mismo, el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, dictará una instrucción prevista en el Plan de Prevención Antiterrorista para trasladar esta nueva situación de alerta a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

A efectos prácticos, el incremento del nivel de alerta supondrá una mayor presencia policial en las calles, además de un aumento especial de la vigilancia en lugares susceptibles de comisión de un atentado y en infraestructuras críticas como centrales nucleares o instalaciones eléctricas, y también en aeropuertos, estaciones de trenes y autobuses. En definitiva, "una mayor visibilidad de las unidades de las fuerzas de seguridad en las labores de protección y prevención", ha explicado el ministro, que ha aclarado que no habrá militares en las calles.

Fernández Días ha admitido que España comparte la amenaza yihadista pero que "está haciendo sus deberes" con las múltiples operaciones contra el yihadismo desarrolladas en los últimos años.

Solo en lo que llevamos de 2015 han sido arrestadas 47 personas en algunas de las 12 operaciones antiterroristas de las fuerzas de seguridad, mientras que en el periodo del último año, ha recordado, la cifra de detenidos se eleva a 130.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento