Goldschmied & Chiari, Nympheas #12, 2007
Fotografía de las italianas Goldschmied & Chiari Courtesy of the Tony Podesta Collection

El Museo Nacional de Mujeres Artistas de Washington (EE UU), cuyas siglas en inglés son NMWA, fundado en 1987, es la única pinacoteca del mundo dedicada en exclusiva al arte femenino. El objetivo de la institución, que tiene un fondo propio modesto de 4.500 piezas, es dar a conocer "los logros de las mujeres artistas de todas las épocas y nacionalidades".

Un par de exposiciones simultáneas y complementarias ocupan las salas del NMWA: Super Natural (Supernatural) y Organic Matters (Lo orgánico importa). Ambas están programadas hasta el 13 de septiembre y quieren mostrar que las visiones artísticas de las mujeres sobre el mundo natural son "complejas e inventivas".

'Mujeres a las que vigilar'

Mientras Super Natural presenta la obra de 25 creadoras, casi todas consagradas, que consideran el mundo natural como un espacio de belleza pero también un lugar para la exploración y la invención, Organic Matters culmina un proceso de selección de 13 artistas jóvenes a quienes el museo considera que vale la pena seguir en el futuro y forma parte de la iniciativa internacional Women to Watch (Mujeres a las que vigilar).

Representaciones de animales de tamaño monumental que expresan fascinación o temor Las 50 pinturas, esculturas, fotografías y vídeos de la primera exposición incluyen trabajos de, entre otras, Louise Bourgeois, Ana Mendieta, Maria Sibylla Merian, Patricia Piccinini, Rachel Ruysch, Kiki Smith y Sam Taylor-Johnson.

Todas las obras son acercamientos al mundo natural, en ocasiones representaciones de animales de tamaño monumental que expresan fascinación o temor o especies botánicas consumidas para establecer una relación con la decadencia. Para lograr un enfrentamiento con los cánones de otro tiempo, algunas piezas se contraponen con otras de época.

Miedo primordial por lo salvaje

En la segunda exposición, con fotos, dibujos, esculturas y vídeos, las artistas muestran ecosistemas frágiles, paisajes extraterrenos y criaturas animales, tanto reales como imaginadas. Las 13 creadoras seleccionadas —las obras pueden verse en línea en un microsite específico para la muestra— van del ecofeminismo de Ysabel LeMay a los paisajes de naturaleza domesticada de Mimi Kato o las fotos de Lara Shipley, que evocan el miedo primordial por lo salvaje.

Entre las artistas emergentes de Organic Matters figuran la videoartista chilena Andrea Lira, la inglesa Polly Morgan, la francesa Françoise Pétrovitch  y las italianas Goldschmied & Chiari.