La UE se plantea prohibir anuncios de comida rápida para prevenir la obesidad infantil

  • La obesidad infantil tiene 21 millones de adeptos en Europa.
  • "Para cambiar esto es necesario cambiar los hábitos alimenticios", asegura el comisario europeo de Salud.
  • Si no se mejora, se plantea la posibilidad de establecer una "legislación restrictiva".
Obesidad infantil, uno de los problemas del siglo XXI.
Obesidad infantil, uno de los problemas del siglo XXI.
20MINUTOS.ES

La obesidad infantil afecta a 21 millones de niños en Europa de ahí que la Unión Europea apueste por la firmeza en su política de combate a la obesidad, según indicó este lunes el comisario europeo de Salud, Markos Kyprianou, precisando que el objetivo es lograr un "compromiso voluntario" con los productores para que dejen de hacer publicidad de comida que no es saludable para los niños.

Aplicar la "legislación restrictiva"

De no ser así, precisó Kyprianou en una entrevista que publica hoy Diario de Noticias, la Comisión Europea "no tendrá otra alternativa que adoptar una legislación restrictiva".

En opinión del comisario, "las personas no viven en una burbuja segura en la que las podemos proteger", más bien al contrario, existe Internet y televisión por satélite, y aunque se eduque a los padres para que sepan decir "no" a los hijos, es muy complicado impedir a un niño tener acceso a ese tipo de productos.

Por ello, explicó Kyprianou, la Comisión Europea pretende "intentar que la industria deje voluntariamente de anunciar comidas poco saludables para los niños pequeños", como la comida rápida.

El compromiso todavía no se alcanzó, pero los productores "saben que, si no hacen eso, no tendremos otra alternativa que adoptar una legislación restrictiva", indicó el comisario de Salud.

En Europa hay 21 millones de niños obesos

Kyprianou recordó que la realidad refleja "números preocupantes en Europa, con 21 millones de niños obesos o con exceso de peso", por ello la política de la UE pasa por una combinación de estrategias, y además de la formación y el control de la publicidad, es necesario "una nueva formulación de productos, para tener ofertas sabrosas al mismo tiempo que saludables". Además de una nueva legislación para el etiquetado de los productos, que deberá ser aprobada durante la presidencia portuguesa de la UE que comienza el próximo 1 de julio, y que permitirá

etiquetas más legibles y fáciles de entender, también está sobre la mesa la posibilidad de que sea obligatorio que
conste la información nutricional, la cantidad de calorías, de azúcar y grasas.

La obesidad infantil afecta a 200.000 niños al año en toda Europa, por lo que es necesario cambiar los hábitos, indica el comisario.

Entre las propuestas figuraque en los colegios se incentive el ejercicio físico, pero sin carácter obligatorio y sino lúdico, ya que los niños obesos hacen todo lo posible para evitar el deporte, porque "se avergüenzan y no consiguen competir con los otros", concluyó Kyprianou.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento