Los Beastie Boys, anoche en el Sonar
Los Beastie Boys, anoche en el Sonar. (EFE)
El grupo de rap Beastie Boys, uno de los referentes ineludibles del género, triunfó anoche en la inauguración del Festival Sonar con un concierto instrumental en el que se alejaron de su registro habitual y exploraron sus virtudes como músicos.

Con 20 minutos de
retraso, que ocasionaron más de un silbido entre los asistentes por la espera, finalmente aparecieron los Beastie Boys en el escenario de Fira Gran Vía 2 ante una gran ovación de un público que se entregó sin tregua alzando las manos y tomando fotos. Los integrantes de la formación aparecieron impecables: con gafas oscuras, corbata, sombrero y traje, pero le dieron un toque 'kistch' llevando alguna de las prendas de colores chillones como el amarillo, el verde y el rojo.

Los raperos Ad Rock, Mike D y MCA presentaron los temas de su nuevo disco, 'The mix up', de inminente aparición, y regalaron a la audiencia algunos temas instrumentales de álbumes como 'Check your head' o 'Ill communication'. A cada lado del escenario, se habían puesto dos pantallas para poder ver el concierto.

Ad Rock a la guitarra, Mike D a la batería, vestido con un aire de soldado de la marina, y MCA al bajo, acompañados de tres músicos capitaneados por Mix Master Mike a los platos, deleitaron a un público catalán que llevaba nueve años sin poder ver a la banda, desde su actuación en el ya lejano Doctor Music Festival de 1998.

Los Beastie Boys no faltaron a la promesa que hicieron en rueda de prensa que sería una velada propicia para "tomar una copa de vino o de champán", aunque el público no acabó de cumplir la petición que la banda había hecho de que vinieran de etiqueta. Por los temas discurrían las influencias de géneros como la salsa, la bossanova, el reggae o el rock.

Los fans de la banda que prefieren la vertiente más gamberra y de hip hop pura tendrán su oportunidad mañana viernes con su segundo concierto dentro del Sonar, en el que se espera que suenen temas como 'Sabotage', 'Intergalactic' y todo el arsenal del emblemático trío de Nueva York para demostrar que el rap es esa "fuerza revolucionaria" que el grupo proclama.

Una hora más tarde del inicio, todavía había cola para entrar, mientras algunos preferían quedarse delante de la entrada comiendo unos bocadillos de hamburguesa o salchichas que vendían en una de paradas puestas para la ocasión o beber con un grupo de amigos, bajo la vigilancia de los Mossos d'Esquadra, la Guardia Urbana y los guardias de seguridad, que intentaron velar para que hubiera orden en la zona.

El concierto de Beastie Boys en Gran Vía 2 ha sido la culminación del primer día del Sonar, en el que desde mediodía ya han podido escucharse sesiones a cargo de Dj's como James Holden, Joe Robinson y Junji Kubo y conciertos de The Buddha Machine, Dorian, Narod Niki y Mica & The Clusters.

Además de Beastie Boys y Devo, las otras grandes estrellas del festival, el cartel del Sonar contará hasta el sábado con la presencia de Fangoria, Mogway, Cornelius, Mala Rodríguez, Nicole Willis, Wolf Eyes, Radio Slave, Timo Maas y los habituales Dave Clarke, Jeff Mills y Miss Kittin, llenando de electrónica los escenarios del Centre de Cultura Contemporània de Barcelona, el MACBA, el Centre d'Art Santa Mònica y L'Auditori en las actuaciones diurnas y el Polígono Pedrosa de Gran Vía 2 en las nocturnas. El reto, alcanzar de nuevo los 80.000 espectadores.