Un tranvía de la línea 4 de Metrovalencia fue el escenario este jueves de una agresión de dos vigilantes de seguridad de seguridad de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) al tratar de sacar por la fuerza a un usuario.

Los hechos tuvieron lugar a las 16.00 horas en la estación de Garbí. Según testigos presenciales, el agredido, de unos 20 años, entró al tranvía con dos chicas (amigas o familiares): "El chaval llevaba los pantalones un poco por debajo de la cintura, solo se le veían un poco los calzoncillos, y los vigilantes le dijeron que saliera, pese a que había pagado el billete".

Según las mismas fuentes, el joven se negó alegando que podía llevar los pantalones como quisiera, por lo que los vigilantes emplearon la fuerza para sacarlo.

Al respecto, según han explicado desde FGV, los agentes han argumentado que el usuario entró al tranvía con los pantalones bajados y sin billete. Además, han presentado un parte de lesiones por una presunta agresión del usuario.

En el vídeo se aprecia cómo mientras uno de los guardias tiene agarrado al usuario, el otro le pega varias veces con la porra, mientras el resto de viajeros increpan y gritan a los dos agentes por su desproporcionada actuación.

Las mismas fuentes de FGV han lamentado y condenado los hechos protagonizados por los vigilantes de la empresa Garda que presta el servicio de seguridad en la red de metro y tranvía.

La entidad ha abierto una investigación para esclarecer lo sucedido y ha solicitado la colaboración de la Policía de la Generalitat,  al haber hecho acto de presencia sus agentes en el lugar de los hechos.

Además, han asegurado que los dos vigilantes han sido apartados del servicio a instancias de  FGV y que la empresa pública comunicará estos hechos a los tribunales de justicia por si los mismos pudieran ser constitutivos de algún tipo de delito.

Mira aquí el vídeo completo:

Consulta aquí más noticias de Valencia.