La Cofradía de A Guarda ha denunciado una agresión a efectivos de su servicio de vigilancia por parte de tres furtivos que se encontraban extrayendo percebe en la zona conocida como Capilla de San Sebastián, en el término municipal de Oia.

Según fuentes del pósito, los hechos tuvieron lugar a mediodía del martes, cuando tres varones que ya habían sido expulsados de las rocas por el servicio de Gardacostas de la Xunta, estaban en las inmediaciones de la capilla, donde les esperaba un vehículo conducido por una mujer.

En ese momento fueron detectados por el servicio de vigilancia de la cofradía, que les decomisó cierta cantidad de percebe, extraído sin autorización.

Uno de los individuos, siempre según la versión de la cofradía, se abalanzó sobre el personal de vigilancia y se produjo un forcejeo, en el que cayeron al suelo y se produjeron contusiones.

La cofradía ha avanzado que presentará ante la Guardia Civil denuncia por estos hechos, que fueron presenciados, han asegurado, por numerosos testigos.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.