Osakidetza contrata a 86 nuevos residentes. El Sindicato Médico de Euskadi (SME) ha amenazado con «el mayor conflicto de la historia en la sanidad vasca» tras el verano si Osakidetza no encuentra una solución global a los problemas del personal sanitario vasco. Según Kepa Urigoitia, secretario general de este sindicato, «las movilizaciones no consistirán en un simple paro» como el celebrado el pasado viernes.

Para el SME, este paro fue secundado por un 87% de los médicos, mientras que Osakidetza sitúa el seguimiento en el 20,94%. Por el momento, la Administración ha contratado a 86 nuevos MIR.

Los facultativos, en este caso los de hospital, volverán a parar el próximo 22 de junio. Por su parte, enfermeras y celadores han anunciado que podrían iniciar también nuevas movilizaciones.