El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha dado a conocer este jueves su macroencuesta electoral con vistas a los comicios autonómicos y municipales del 24 de mayo, así como el Barómetro de Opinión de abril que incluye datos de intención de voto en generales.

Además, la encuesta también incluye un apartado para valorar al monarca español, en este caso Felipe VI, que se estrena en este barómetro tras cumplirse casi un año de su proclamación.

A la pregunta "¿cómo valora Ud., positiva o negativamente, la forma en la que realiza su labor el rey Felipe VI?" el 57,4% —más de la mitad— lo valoró positivamente, frente al 17,8% que valoró al nuevo rey de forma negativa.

Casi el mismo porcentaje, 17,7% declaró 'no saber' la respuesta y un 7,2% prefirió no responder. En total fueron 2.479 los encuestados por esta cuestión.

Esta misma pregunta se formuló, dirigida al rey Juan Carlos I, en un barómetro del CIS de 1979, un año después del nacimiento de la Constitución. Desde entonces se ha consultado sobre la figura del rey pero mediante otras fórmulas, proponiendo diversas sentencias en las que el encuestado debía expresar su grado de conformidad.

La monarquía, quinta institución mejor valorada

Por otro lado, respecto a la valoración de las instituciones españolas (en una escala de 0 a 10 en la que 0 significa que no tiene ninguna confianza y 10 que tiene mucha confianza), un 21,7% de los encuentados otorgó un '0' a la monarquía, con lo que expresan su nula confianza a esta institución. Frente a esta pésima valoración, otro 18,6% le otorgó un '5', es decir, una confianza media.

En general, la monarquía obtuvo en esta valoración una nota media de 4,34, es decir, suspende aunque por poco, rozando el aprobado.

Respecto a otras instituciones, es la quinta mejor valorada, por detrás de la Guardia Civil (6,02), la Policía (5,95), las Fuerzas Armadas (5,51) y los medios de comunicación (4,57).

Las instituciones peores valoradas son los partidos políticos (2,23), los sindicatos (2,61) y el Gobierno (2,77).

Más valorada que el año pasado

Felipe VI ha conseguido elevar la confianza de los ciudadanos en la monarquía y restablecer los valores de 2011, año en el que obtuvo una puntuación de 4,89 (este fue el primer año que suspendió en el baremo).

El peor dato de la monarquía corresponde al año 2013, cuando esta institución cayó a un mínimo de 3,6No obstante, con la abdicación de Juan Carlos I, la monarquía ha salido mejor parada en las encuestas del CIS. El barómetro del año pasado, que se publicó en mayo de 2014, señalaba una nota del 3,73, es decir, 0,61 puntos menos que este año, con Felipe VI en el trono.

El peor dato cosechado por la monarquía hasta el momento corresponde al año 2013, cuando esta institución cayó a un mínimo de 3,68.

Hasta el año 2010, la monarquía no solo aprobaba en las encuestas del CIS, sino que era una de las instituciones mejor valoradas, con notas que sobrepasaron incluso el 7 (en 1994 y 1995).