El chimpancé Adán, uno de los dos primates que huyó este pasado lunes del Safari Zoo Sa Coma (Mallorca), ha sido hallado presumiblemente ahogado esta mañana a las 7:15h en el depósito de aguas de Sant Llorenç des Cardassar.

La Guardia Civil ha explicado en un comunicado que un empleado de la depuradora ha encontrado al primate flotando a las 7.15 horas en una alberca y que personal del Seprona, que dirigía el operativo de búsqueda, se ha personado en el lugar y se ha hecho cargo de la investigación. La causa oficial de la muerte del animal se determinará en la autopsia que le practicará un veterinario.

Proyecto Gran Simio había solicitado que Adán fuera "dormido por dardos tranquilizantes en vez de ser abatido a tiros" como al segundo primate que huyó del zoo, la chimpancé Eva, la pareja de Adán. Ambos se fugaron del recinto tras romper los barrotes de y cristales de su celda. La Guardia Civil, sin embargo, aseguró  que el "carácter peligroso" de la chimpancé hizo "inviable el empleo de un procedimiento de neutralización menos lesivo"

En un comunicado, el Instituto Armado ha remarcado que se actuó abatiendo al animal porque representaba "un riesgo para la integridad física de las personas intervinientes en el dispositivo de búsqueda y localización establecido, así como para la de terceras personas que pudieran encontrarse dentro del área de presumible desplazamiento de dicho animal, clasificado como peligroso y descrito como agresivo por los responsables del safari".

Denuncia de Proyecto Gran Simio

Podemos Baleares denunció la pasada jornada "las malas condiciones" de las instalaciones del Safari Zoo Sa Coma y recalcaron que el recinto "incumple la normativa vigente". Además señalaron que la reconversión de los zoos en centros de protección de fauna silvestres y de conversación de la biodiversidad "podría ser la solución para evitar nuevos accidente" y "dar a los animales la posibilidad de desarrollarse según sus necesidades".

En una nota de prensa, la organización Proyecto Gran Simio ha anunciado que interpondrá una denuncia penal en los juzgados de Manacor contra el safari en base al artículo 337 del Código Penal por un presunto delito de muerte injustificada de animal amansado y doméstico.

Esta organización confía en que la muerte de Adán y Eva sirva para que de "forma urgente e inmediata" se realicen inspecciones en todos los centros zoológicos donde viven grandes simios y para que haya protocolos de seguridad en caso de huida, además de revisar las condiciones de habitabilidad mínimas.

Proyecto Gran Simio recuerda el compromiso adquirido por el Parlament balear en el año 2007 cuando, a través de una iniciativa legislativa, se adhirió a los objetivos del Proyecto Gran Simio y se comprometió a aprobar una ley de grandes simios para Baleares.