Recreación del hotel de Madrid Río.
Recreación del hotel de Madrid Río. Ayuntamiento de Madrid

La Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado, con el voto del PP, aprobar definitivamente la segunda modificación del Plan Especial para construir el centro comercial de Madrid Río. Ha desestimado, además, las 297 alegaciones en contra.

PSOE e IU han cargado contra el proyecto al suponer un ejemplo de "arquitectura tocha" que afecta al pequeño comercio y a la estética de la zona, a la par que suscita el "clamor" vecinal en su contra. El centro comercial se situará en los números 9 y 11 de la calle Antonio López (Usera) y el plan reserva acceso directo desde la M-30 y 1.500 plazas de aparcamiento en una superficie de más de 20.000 metros cuadrados.

El portavoz municipal de IU, Ángel Pérez, ha asegurado que los planes para esta parcela ha conseguido el "consenso vecinal más absoluto en contra de lo que se proyecta" y que "tras mucho presumir de río, de espacios sublimes, salones de pino e inigualables puentes" en Madrid Río, aparece un edificio de fachadas ciegas que es "fiel exponente de arquitectura tocha de original falta de estética".

"El proyecto es feo, feo, feo como una campaña electoral", según Izquierda Unida"El proyecto es feo, feo, feo como una campaña electoral", ha espetado Pérez para añadir que el proyecto tiene unos "altos niveles de perversidad" al afectar al pequeño comercio de la zona. Sobre el aparcamiento de 1.500 plazas y los accesos directos a Calle 30, el portavoz de IU entiende que ello conlleva "riesgos" para la seguridad y la fluidez del tráfico.

"Si el Gobierno municipal quiere que los vecinos les recuerden, desde luego lo han conseguido", ha zanjado Pérez. A su vez, el concejal del PSOE Marcos Sanz ha detallado que se han presentado 297 alegaciones y un total de 2.107 escritos que reflejan el "clamor en contra" sobre este proyecto y ha pedido la retirada del plan. "La ciudad les está gritando: no hagan ustedes este despropósito", ha zanjado.

Por parte del Ayuntamiento ha intervenido el director general de Control de la Edificación, Norberto Rodríguez, ha asegurado que el expediente conlleva unas imágenes ilustrativas de lo que podría ser el edificio "que no son vinculantes". Ha recordado que el plan ya conllevaba un uso comercial y que la oposición en su día no presentó alegaciones al Plan General de Ordenación Urbana de 1997.

En cuanto a las plazas de aparcamiento, asegura que cuenta con los informes favorables de movilidad y que el promotor del proyecto pidió 1.700 plazas y se les ha autorizado 1.500.

Consulta aquí más noticias de Madrid.