El Gobierno gallego dejará de ingresar este año casi 93.000 euros por la exención de la que goza la Iglesia de abonar el impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados, mientras que no tiene datos acerca de cuánto supone que esta institución no tenga que pagar el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).

El BNG ha preguntado en la comisión de Economía del Parlamento gallego por los "privilegios" fiscales de los que goza la Iglesia en Galicia y reclamado a la Xunta que informe sobre cuánto deja de tributar al estar exenta de pagar varios impuestos como el IBI o el de transmisión patrimonial, al tiempo que ha denunciado los acuerdos entre el Gobierno central y la Santa Sede de los años 70 como "impropios dun Estado aconfesional y laico".

En respuesta, el director de la Axencia Tributaria de Galicia (Atriga), Ulpiano Villanueva, ha asegurado que Galicia "no tiene competencias normativas" sobre el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) por lo que no tiene datos, que figuran en la Dirección General del Catastro. También ha señalado que la Iglesia no tiene exención en el impuesto de sucesiones y donaciones, ya que solo es exigible a personas físicas y no jurídicas.

Sí ha ofrecido datos acerca del impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados, del que figura una estimación cada año en los presupuestos de la Xunta de lo que deja de ingresar por este concepto por parte de la Iglesia, que para este año son casi 93.000 euros.

También ha señalado que por este beneficio fiscal de transmisiones, el Gobierno gallego deja de ingresar en 2015 unos 2.300 euros de comunidades evangélicas, y unos 5.600 euros de comunidades israelitas.

Por su parte, Jorquera se ha valido de un informe del catastro de 2010 para apuntar que la Iglesia tiene 7.691 inmuebles en Galicia, con un valor catastral de 426 millones de euros sin que tribute por ello.

Sobre este extremo, Jorquera ha clamado contra la "competencia desleal" de la Iglesia en establecimientos hosteleros y de hospedaje frente a otros negocios al no tener que pagar los mismos impuestos. Un punto sobre el que, a su juicio, la Xunta "puede tomar iniciativas" para modificar este marco.

"importancia de contabilidad rigurosa" en la catedral

Durante esta pregunta parlamentaria, Jorquera ha censurado que, "mientras la Iglesia no tributa" por los inmuebles que posee, "su patrimonio se costea con recursos públicos". Aquí, ha expuesto que en el juicio del robo del Códice Calixtino se conocieron "desajustes contables" cifrados en "20 millones de euros" entre 2002 y 2011, mientras que el ladrón "robó en un solo año 250.000 euros".*

Por este motivo, el Bloque ha preguntado a la Xunta sobre si cree de recibo que la Iglesia pueda tener esos desfases contables y más recibiendo fondos públicos. En respuesta, el responsable de la Atriga se ha limitado a apelar a la "importancia de una contabilidad rigurosa y exacta" para la Iglesia, pues se ha mostrado "firme defensor" de que haya unas cuentas claras.

Finalmente, el BNG se ha referido a estudios que indican que si se suma lo que la Iglesia deja de tributar y lo que recibe de fondos públicos en España el impacto económico anual para el Estado "supera los 11.000 millones de euros", "bastante más que el presupuesto de la Xunta".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.