Suspenden a un funcionario por faltar casi cinco meses

  • Estará dos años sin cobrar por una baja sin justificar.
  • Y se mantiene otra sanción a una oficial por ir a yoga en horario laboral.
  • Cuéntanos qué te parece.

El Ayuntamiento de Alicante ha sancionado a A. L. S., operario del castillo de Santa Bárbara, con dos años de suspensión de empleo por "ausencia injustificada en su puesto de trabajo y por incumplir las obligaciones propias del funcionario".

No presentó justificación alguna en cuatro meses y 24 días de baja

Según dictamina la Concejalía de Recursos Humanos, A. L. S. dejó de ir a su puesto de trabajo en la primera semana de julio de 2005, "por encontrarse enfermo" y se incorporó el 9 de diciembre de ese año. Sin embargo, "no presentó justificación alguna en cuatro meses y 24 días de baja".

Este mismo escrito expone que A. L. S. alegó que "no existía intencionalidad en sus ausencias al estar enfermo", aunque aclara que "
esta enfermedad no ha sido acreditada ni con los correspondientes partes de baja y alta ni con informes que acrediten la asistencia médica durante los casi cinco meses de ausencia no justificada". Además, el Consistorio ha rechazado un recurso presentado por otra funcionaria contra una sanción. I. A. L., oficial de archivos y bibliotecas, fue suspendida tres años de empleo y sueldo por ir a clases de yoga en horario de trabajo.

Ella se defendía en su alegación porque "no se ha realizado una correcta graduación de la sanción (tres años de suspensión de empleo y sueldo) porque en ningún momento consideró que el acudir a las clases de yoga que se realizaban en el aula contigua donde trabajaba (Aula Municipal de Cultura Francisco Liberal) fuese una infracción de tal gravedad". Y añadía que «las clases en horas de trabajo eran conocidas, permitidas y aceptadas por sus compañeras".

Comunidad Valenciana

Mostrar comentarios

Códigos Descuento