Restos del tsunami
Imagen de los restos de un barco hallados en la costa de Oregón, Estados Unidos, y que se cree que pertenecen al tsunami de Japón de 2011. OREGON PARKS AND RECREATION DEPT.

En marzo de 2011, un tsunami devastó parte de la costa de Japón, provocando cerca de 21.000 fallecimientos. Cuatro años después, los restos de aquel desastre natural siguen surgiendo.

Es lo que ocurrió esta semana en la playa de Ona, en el condado de Lincoln, Oregón (Estados Unidos). Esta playa de la costa pacífica estadounidense se vio 'invadida' por una gran estructura de fibra de vidrio flotante, perteneciente a un barco. En su interior se hallaron ejemplares de un tipo de pez (jurel de cola amarilla) que es endémico de Japón. Ello ha llevado a responsables portuarios y a biólogos marinos a creer que se trata de restos pertenecientes a los efectos del tsunami, según revela el The Lincoln County Dispatch.

El Departamento de Parques y Recreación del estado de Oregón tiene un espacio abierto en su web con consejos para los ciudadanos sobre cómo actuar con la llegada de restos del tsunami. Una de las principales preocupaciones de las autoridades es la llegada anormal de especies marinas que puedan amenazar a la fauna autóctona. En el caso de los jureles amarillos hallados en el último descubrimiento, los biólogos marinos americanos han descartado graves peligros.

El Estado de Oregón ha creado un mapa que señala los puntos de su costa donde se han recogido restos del tsunami.