Enrique Ponce
El torero Enrique Ponce. ARCHIVO

El Juzgado de Instrucción número 2 de Córdoba ha acordado archivar el caso en el que el torero Enrique Ponce ha declarado en calidad de imputado tras una querella de dos empresarios cordobeses, por la supuesta comisión de un delito de estafa en el proceso de compraventa de una finca propiedad del diestro en la provincia de Jaén.

Así lo han confirmado fuentes judiciales, que detallan que el juzgado ha decidido archivar este caso, "porque no considera que los hechos sean constitutivos de delito", si bien apuntan que la decisión se ha apelado a la Audiencia Provincial, que tendrá que resolver. Desde la acusación consideran que el archivo es "totalmente injusto, porque se ha archivado de manera rápida".

En concreto, la versión de los empresarios es que el torero supuestamente no habría reconocido el presunto papel de intermediarios por parte de los empresarios, que, según su versión, fueron ellos quienes consiguieron un comprador para la mencionada finca.

En este sentido, los empresarios le reclaman a Enrique Ponce unos 178.000 euros, una cantidad que entienden que es la que debían haber cobrado una vez se efectuó en junio de este año la venta de la finca, por unos 5,7 millones de euros, después de que, según los empresarios, el diestro supuestamente les encargó en enero de 2014 que buscaran un comprador para la finca.

En el proceso de búsqueda, presuntamente manifestaron en varias ocasiones su deseo de que Ponce reconociera en un contrato por escrito su papel de intermediarios y la comisión pactada, aunque apuntan que no fue posible a pesar de la insistencia de los empresarios que aseguran haber encontrado un comprador para la finca.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.