Una mujer con mando a distancia
Una mujer manipula su mando a distancia. GTRES

En la madrugada de este lunes al martes se ha producido el segundo 'apagón' de la TDT, por el que algunos canales de televisión pasarán de las frecuencias en las que se encuentran ahora a otras nuevas, con el objetivo de dejar espacio para los operadores de telefonía para servicios de cuarta generación móvil (4G).

1.Resintonizar los canales

En algunos televisores la sintonización se realiza de forma automática, de manera que cuando enciendas la televisión es probable que aparezca un mensaje informándote de que se han encontrado nuevos canales y preguntándote si los quieres añadir.

En ese caso bastará pulsar 'OK' para añadirlos. Los nuevos canales se sitúan al final de la lista, en ese caso el usuario deber ordenarlos a su gusto.

En otros modelos es necesario resintonizar los canales manualmente a través del mando a distancia.

Para ella hay que pulsar la tecla 'menú' y seleccionar la opción 'instalación' o 'configuración'. A continuación escoger la 'búsqueda de canales' y escoger para ello la 'búsqueda automática' o 'sintonizar nuevos' para que el sistema detecte la nueva ubicación de los canales.

Esperar hasta que el sistema complete el 100% de la búsqueda, comprobar que junto al símbolo del canal aparezca la palabra 'definitivo' y pulsar 'salir'.

Si después de este proceso se ha perdido algún canal, es posible que la antena colectiva no haya sido resintonizada. También hay a disposición algunos teléfonos de Ayuda al ciudadano (901 20 10 04 y 911 19 99 86).

2. Llamar a un antenista

En los edificios de más de tres viviendas es obligatorio llamar a un antenista registrado para que redirija las antenas colectivas para la recibir los nuevos canales.

El Gobierno calcula que más del 80% de los edificios en España ya ha llevado a cabo esta reantenización para ver la TDT.

Algunas preguntas más frecuentes:

¿Es necesario adquirir algún aparato nuevo?

No. A diferencia de lo que ocurrió durante el proceso de transición de la televisión analógica a la digital en el año 2010, que implicaba un cambio de tecnología, en este caso, para continuar recibiendo la programación de televisión no es necesario cambiar de televisor ni añadir decodificadores externos.

¿Cuánto cuesta adaptar la antena?

Depende de tres cosas: del tipo de vivienda, la empresa con la que se contrate la adaptación de la antena y de las características de la propia antena. La Federación Nacional de Instaladores e Integradores de Telecomunicaciones (FENITEL) ha estimado el coste medio en alrededor de 20 euros por vivienda (No por edificio).

Ayudas y subvenciones

El Gobierno ha puesto en marcha un programa de ayudas para compensar los costes derivados de la adaptación en las instalaciones de recepción en los edificios que lo necesiten. Las ayudas varían en función del tipo de antena y van desde los 100 hasta los 550 euros.

El Ministerio de Industria anunció a comienzos de marzo que se habían registrado ya 204.592 peticiones de subvenciones para la antenización de los edificios de cara a las nuevas frecuencias de TDT, lo que supone una cifra superior a los 60 millones de euros.

¿De qué dependen las ayudas?

Para aquellas comunidades de propietarios que tuvieran instalada una centralita programable y, por lo tanto, no precisan de la instalación de equipamiento adicional la ayuda máxima prevista es de 100 euros en todos los casos, con independencia de la zona geográfica.

En las comunidades con amplificadores monocanales, la subvención prevista varía en función del número de múltiples digitales afectados en cada zona geográfica.

El importe máximo de la ayuda es el siguiente:

  • 1 múltiple digital: 150 euros
  • 2 múltiples digitales: 250 euros
  • 3 múltiples digitales: 350 euros
  • 4 múltiples digitales: 450 euros
  • 5 múltiples digitales: 550 euros

¿Cómo pedir la subvención?

La subvención se tiene que pedir una vez que se hayan hecho los cambios en la antena. Se puede solicitar en este enlace https://ayudas.televisiondigital.gob.es/

Las ayudas se solicitarán telemáticamente por parte de la comunidad de propietarios. Podrán representar a la comunidad de propietarios, el presidente de la Comunidad, el Administrador autorizado por la comunidad de propietarios, o el propio instalador que realice la adaptación en nombre de dicha comunidad.

Las comunidades de propietarios deberán disponer de NIF (código H-) y ser titulares de una cuenta bancaria donde se ingresará el importe de la ayuda.

Las ayudas solo podrán otorgarse a aquellas actuaciones realizadas por empresas instaladoras autorizadas inscritas en los Registros de empresas instaladoras de telecomunicación , de los tipos 'A' o 'F'.

¿Qué documentación es necesaria?

Para recibir la ayuda se debe aportar en formato electrónico la siguiente documentación:

  • La factura emitida por la empresa instaladora autorizada detallando claramente los gastos relacionados con el proceso de liberación del Dividendo Digital.
  • El Boletín de instalación que la empresa instaladora deberá entregar a la Comunidad de Propietarios una vez realizada la adaptación detallando el tipo de instalación y los trabajos realizados.
  • Un documento acreditativo de la titularidad de la cuenta bancaria a nombre de la comunidad de propietarios (copia de recibo domiciliado, certificado de titularidad de cuenta).

¿Dónde se puede encontrar más información del dividendo digital?

RTVE ha recordado que su web ofrece toda la información sobre el dividendo digital, ante el cese de las emisiones de Televisión Digital Terrestre (TDT) en la banda de frecuencias que deben quedar liberadas para permitir el despliegue de los servicios de telefonía móvil 4G.

En este portal, los ciudadanos disponen de información oficial y actualizada, explicaciones detalladas a través de textos, gráficos y vídeos y pueden comprobar si su localidad está afectada y cómo actuar en cada caso.

En el caso de la Corporación, afecta a los canales La 1, La 1 HD, Clan y 24 Horas en las comunidades autónomas de Asturias, Aragón, Baleares, Canarias, Cataluña, Galicia, Extremadura, Madrid, Murcia, País Vasco y La Rioja. También la Ciudad Autónoma de Melilla y algunas zonas limítrofes a las Comunidades mencionadas anteriormente.