Mil taxis se guiarán
Las pantallas táctiles ya están instaladas. (Fabián Simón)
Unos mil taxistas zaragozanos de compañías de radiotaxis se prevé que agilicen sus servicios después del verano mediante un nuevo sistema que les permitirá recibir las llamadas con mayor rapidez y enviar a cada cliente el coche más cercano, evitando esperas innecesarias.

Este nuevo sistema de gestión de flotas estará operativo en septiembre y sustituirá las operadoras telefónicas por un sistema digital. De esta manera, se suprimirán las llamadas de voz (más lentas) entre la emisora y los conductores y todos los datos se transmitirán vía GPS.

Cada vez que un cliente solicite un servicio, el sistema de gestión de flotas localizará la llamada y buscará el coche más cercano. De forma automática, el conductor recibirá un mensaje  en una pantalla táctil instalada en el vehículo y tendrá que aceptar el encargo. Si no puede hacerlo, el sistema localizaría al segundo coche más próximo.

Esta tecnología multiplicará los servicios. «Ahora la emisora atiende unas 150 llamadas en horas punta, pero con el nuevo sistema podrían ser hasta 3.000, si fuera necesario», asegura Luis Miguel de Torres, representante de la Asociación de Taxistas de Zaragoza.

Entrega de terminales

Esta semana se están instalando las primeras terminales, unas pantallas planas táctiles de color plateado que se instalan en el frontal del coche, al lado del volante. Cuatrocientos conductores lo llevan ya y está previsto que mil vehículos de Radiotaxi Cooperativa lo instalen a lo largo del verano.

Las pruebas técnicas se harán en junio, aunque el sistema no será operativo al cien por cien hasta septiembre. El sistema digital de gestión de flotas funciona ya en los taxis de Huesca y Soria, y las previsiones son que la implantación en Zaragoza no presente problemas.

Cuesta más de 2.000 euros

Cada conductor tiene que pagar la terminal que le permitirá conectarse desde su taxi al nuevo sistema de gestión de flotas. La pantalla táctil y el localizador GPS cuestan más de 2.000 euros (contando la instalación). Para su implantación los taxistas disponen de una subvención municipal que ronda el 17% del precio final. Aunque en principio esta tecnología se está distribuyendo entre los socios de una de las compañías de radiotaxis, en breve se ofertará también al resto de los taxistas zaragozanos.