Una ruta por el espectáculo de los cerezos en flor en España

  • El Valle del Jerte es el enclave más conocido para disfrutar de este fenómeno.
  • En Castilla y León, Guisando, El Hornillo y el Valle de las Caderechas son dos localizaciones donde disfrutar de los cerezos.
  • Bolea celebra cada año una feria en la que se venden miles de kilos de cereza.
Los cerezos en flor, en un camino del Valle del Jerte.
Los cerezos en flor, en un camino del Valle del Jerte.
WIKIPEDIA / Víctor Estrada Diaz

La floración de los cerezos suele producirse a finales de marzo o a principios de abril, con la llegada de la primavera. Así, las buenas temperaturas que hemos experimentado en pleno invierno han ayudado a que los primeros brotes ya sean visibles. Los cerezos han comenzado a florecer y ya nos están dejando bonitas estampas.

Son numerosos los enclaves en los que se puede disfrutar de este paisaje en el que el blanco es el protagonista indiscutible, pero en todos hay que tener presente que esa bella estampa sólo durará un par de semanas. Estas son algunas localizaciones muy recomendables.

Valle del Jerte (Cáceres)

Situado en Cáceres, es el enclave más conocido por los turistas que quieren disfrutar de este fenómeno de la naturaleza. La oficina de turismo del Valle del Jerte sugiere realizar un recorrido por los distintos pueblos que lo componen para disfrutar del esplendor de las flores desde "diferentes perspectivas", tanto por la sierra como por el río Jerte.

Tan importante es esta floración que, desde los años setenta, se viene celebrando la Fiesta del Cerezo en Flor. De hecho, desde el 2010 ostenta el título de Interés Turístico Nacional.

Guisando y El Hornillo (Ávila)

En Ávila también se puede disfrutar de los cerezos en flor. Concretamente, las zonas de Guisando y El Hornillo ofrecen distintas rutas para poder ver el manto blanco que recubre todo su paisaje. Una de estas rutas es la que se celebra del 1 al 8 de abril en Guisando.

Valle de las Caderechas (Burgos)

Otro de los enclaves más importantes para visitar cerezos en flor es el Valle de las Caderechas, comarca localizada en Burgos. De hecho, uno de sus grandes atractivos turísticos es su paisaje, en el que contrastan los frondosos y verdes bosques con las flores blancas de los cerezos.

Bolea (Huesca)

Bolea es otro de los sitios en los que se pueden ver los cerezos en flor. Por si fuera poco, cada año, la localidad celebra una feria en la que se venden miles de kilos de cereza, una de sus señas de identidad, ya que se cultivan más de treinta variedades de este fruto.

Alfarnate (Málaga)

Alfarnate es un municipio de la provincia de Málaga. Una de sus características más reseñables es su orografía, ya que es el municipio más alto de la provincia y está totalmente rodeado por sierras. En los últimos años se ha ido introduciendo el cultivo de los cerezos, convirtiéndolo en uno de sus atractivos, tanto para el turismo como para la economía del lugar.

También los almendros en flor

El espectáculo de las flores no sólo se puede disfrutar gracias a los cerezos. Otra de las estampas más bonitas que nos deja el final del invierno son los almendros en flor. Llenos de tonalidades blancas y rosas, las flores del almendro se pueden contemplar en sitios tan dispares como Campo de Cagitán (Murcia), Villalpardo (Cuenca), Valle de Guadalest (Alicante), Filabres-Alhamilla (Almería), Loarre (Huesca) o la Quinta de los Molinos, un parque situado en Madrid, en el distrito de Canillejas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento