La fase autonómica de la XXVI edición de la Olimpiada Española de Física, en la que han participado 131 estudiantes de Bachillerato de colegios e institutos de toda la Comunidad Autónoma, se ha resuelto, este viernes, con la victoria del alumno Fernando Ezquerro Sastre, del Colegio del Salvador de la capital aragonesa.

En el acto de entrega de premios, que ha tenido lugar en Ibercaja Patio de la Infanta, en Zaragoza, se han dado a conocer el segundo y tercer premio, que han ido a parar a Iñigo Martínez (Colegio Romareda) y a Eduardo de Lorenzo (Colegio del Salvador). Los tres primeros clasificados serán los encargados de representar a Aragón en la fase nacional de la prueba, que se celebrará en Madrid del 10 al 13 de abril.

Por su parte, el ganador de la fase autonómica, Fernando Ezquerro, tendrá matrícula gratuita para el curso 2014-15 en la Universidad de Zaragoza, mientras que los cinco siguientes en la lista tendrán una beca de carácter honorífico, también en la UZ.

La Olimpiada Española de Física es una competición de carácter intelectual que tiene como finalidad incentivar y premiar a los estudiantes que tengan capacidad y un definido interés por la ciencia en general y la física en particular. Asimismo contribuye a la divulgación de aspectos científicos de actualidad.

Entre los problemas a resolver en la prueba, los aspirantes se han tenido que enfrentar a un ejercicio para calcular la velocidad del módulo FILAE enviado por la sonda Rosetta a la superficie de un cometa; otro sobre puertas giratorias para reducir consumo energético de un edificio, un tercero dedicado al láser y un último sobre la ley de Snell acerca de la refracción.

El acto ha estado presidido por el subdirector de la Obra social de Ibercaja, Juan Carlos Sánchez; el director de Política Educativa y Educación Permanente del Gobierno de Aragón, Manuel Magdaleno; el decano de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Zaragoza, Luis Oriol; la tesorera de la Real Sociedad Española de Física, Carmen Carreras; el presidente de la Sección Aragonesa de la Real Sociedad Española de Física, Alberto Carrión; el director de la Olimpiada Española de Física, José Tornos y el director de la Fase Aragonesa de la Olimpiada Nacional de Física, Jesús Atencia.

Así, el director de la Olimpiada Española de Física, José Tornos Gimeno, ha reconocido el esfuerzo de estos jóvenes participantes "que han aceptado el reto de competir poniendo a prueba sus habilidades sin retroceder en el intento".

26

Ediciones de la competición

La tesorera de la Real Sociedad Española de Física, Carmen Carreras ha indicado que "llevamos 26 años con la confianza del Ministerio de Educación para organizar la olimpiada y seleccionar a los mejores estudiantes que después nos representan en las competiciones internacionales".

Asimismo, ha animado a los seleccionados a cursar estudios superiores relacionados con la ciencia y la tecnología, ya que "un país sin científicos no tiene futuro". Además, ha resaltado que "este 2015 es un año muy especial para los físicos porque la Asamblea General de las Naciones Unidas declararon que fuera el Año Internacional de la Luz.

La presencia en el extranjero

Carreras ha puesto en entredicho que en esta próxima edición de la fase nacional de la Olimpiada, en la que se eligirán los nueve primeros clasificados para representar a España en el extranjero, se garantice la asistencia española a las competiciones que tendrán lugar en la India y Bolivia, debido a la falta de patrocinio del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

A pesar de ello, ha prometido su intención de "poner toda la carne en el asador para que los seleccionados puedan ir y que la fase nacional que se celebre en Madrid se haga en las mejores condiciones posibles", ha apostillado.

Esta convocatoria de carácter regional ha sido organizada por la Real Sociedad Española de Física con la colaboración del Colegio Oficial de Físicos en Aragón, la Universidad de Zaragoza, Ibercaja y el Departamento de Educación, Cultura y Deportes del Gobierno de Aragón.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.