San Sebastián registró en 2014 un descenso del 4 por ciento en los delitos (de 6.887 a 6.621) y del 2 por ciento en las faltas (de 6.144 a 6.003). Sin embargo, destacó el aumento de las agresiones sexuales, que ha sido de un 56 por ciento, según se desprende de los datos estadísticos conjuntos referidos a las actuaciones llevadas a cabo por la Guardia Municipal y la Ertzaintza.

Como consecuencia de estos datos, la tasa delictiva de la ciudad experimentó un descenso superior a los dos puntos al pasar de 69,87 delitos/faltas por cada 1.000 habitantes en 2013 a 67,69 durante 2014. Uno de los aspectos más positivos fue la inversión de la tendencia al alza de los últimos años en los robos en domicilio, que por primera vez descendieron en 2014.

El principal capítulo delictivo lo constituye el de los delitos contra el patrimonio y el orden socioeconómico, que engloba los robos y los hurtos. El total de delitos contra el patrimonio sufridos por la capital guipuzcoana en 2014 se redujo en un 3,94 por ciento con relación al año anterior.

En el caso de los delitos de robo en domicilios, en el primer semestre del año se detectó en la ciudad un importante aumento del número de robos, a pesar de las medidas preventivas que se estaban aplicando. En el mes de junio se tomó la decisión de implementar el "Plan de acción de robos en domicilios", con participación coordinada de Ertzaintza y Guardia Municipal, con lo que se consiguió reducir al final de año un 7 por ciento la tasa con respecto a 2013.

En este sentido, el Departamento de Seguridad ha destacado que en 2014 se introdujo un nuevo apartado en la estadística delictiva, el de los robos con fuerza en dependencias anexas a viviendas (garajes, trasteros, portales y patios), segregado de los robos en las viviendas.

En la estadística figura un aumento en este capítulo del 72 por ciento, pero la comparativa con los datos de 2013, en los que no se recogían en los mismos preceptos, "no es plenamente real, debiendo esperar a los datos de 2015 para poder establecer conclusiones válidas".

Dentro del capítulo de los delitos contra el patrimonio, destacan también los descensos de los robos con violencia/intimidación en un 11 por ciento (de 320 a 284), de las estafas en un 53 por ciento (de 326 a 154), de los daños en un 0,3 por ciento (de 306 a 305) y de los robos con fuerza en otros lugares ajenos a los domicilios, que descienden un 16 por ciento (de 1.497 a 1.222).

El apartado de otros delitos contra el patrimonio también decrece un 17 por ciento (de 107 a 89). Sin embargo, se da un aumento del 5 por ciento en los hurtos (de 1.706 a 1.803) y del 30 por ciento en las sustracciones de vehículos a motor (de 178 a 232).

Delincuencia violenta

La "delincuencia violenta", que incluye los delitos de lesiones, agresiones sexuales y robos con violencia o intimidación, se redujo en San Sebastián en 2014 un 4 por ciento con respecto a los datos del año 2013. Los delitos relacionados con los malos tratos habituales en el ámbito familiar aumentaron un 16 por ciento (de 80 a 92).

El informe subraya el aumento de las agresiones sexuales, que ha sido de un 56 por ciento. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la mayoría de los casos detectados en 2014 lo fueron en el ámbito de lo privado (relaciones no consentidas, agresiones en la pareja), en las que "la prevención policial tiene escasa capacidad de incidir".

Durante el pasado año no se produjo ningún homicidio consumado en la capital guipuzcoana, si bien aumentaron las tentativas (de 4 a 9), aunque hay que tener en cuenta que cinco de los nueve delitos registrados correspondieron a un mismo caso, en que se computó como víctimas a todos los ocupantes de una vivienda a la que prendió fuego una persona con problemas psiquiátricos, aunque que no sufrieron ningún tipo de daño.

Los delitos relacionados con el tráfico de drogas se han incrementado en un 35 por ciento (de 37 a 50), si bien siguen constituyendo un capítulo "porcentualmente pequeño de la delincuencia", mientras que los delitos vinculados a la seguridad vial, fundamentalmente alcoholemias, han decrecido un 7 por ciento (de 289 a 268).

Los delitos contra el orden público han mantenido la tónica descendente de los últimos años, reduciéndose un 30 por ciento (de 261 a 181) y, por último, los agrupados bajo el epígrafe de "otros delitos", que engloban hechos de muy diversa tipología, han experimentado un descenso global del 15 por ciento (de 480 a 407).

Zonas y periodos

El descenso de la delincuencia en 2014 fue generalizado en la mayoría de los barrios, teniendo especial importancia en aquellas zonas que soportan una mayor carga, como son Antiguo, Centro, Gros y Parte Vieja. Por el contrario, algunos barrios sufrieron leves aumentos, como Altza-Herrera, Amara y Ategorrieta-Ulia. Los incrementos más acusados fueron en Loiola y Martutene.

Los datos de ambos cuerpos policiales coinciden en que se repite el patrón temporal del año 2013 a la hora de distribuir los delitos, con un repunte en los meses de verano al ser San Sebastián una ciudad turística.

En 2014, el aumento en el mes de julio es menor que el año anterior, posiblemente como consecuencia del aumento de la plantilla de la Guardia Municipal con agentes interinos y de las 'korrikas' de la Ertzaintza, para potenciar las labores preventivas y afrontar los problemas detectados, especialmente los robos en domicilios, con plena colaboración de ambos cuerpos.

El total de personas puestas a disposición judicial por ambos cuerpos descendió un 6 por ciento durante 2014 (de 2.696 a 2.535). En este capítulo es muy significativo el importante descenso de las detenciones por delitos contra el orden público en un 26,3 por ciento, así como el aumento en un 5,33 por ciento en los delitos contra la propiedad.

COLABORACIÓN

Por otro lado, a lo largo del año 2014, la Guardia Municipal donostiarra ha realizado un total de 87.360 actuaciones preventivas y se han efectuado 42.803 intervenciones derivadas de requerimientos ciudadanos, como resultado de las cuales se han instruido un total de 6.930 atestados que han sido remitidos a la Autoridad Judicial.

Por su parte, la Ertzaintza desarrolló 110.522 actuaciones preventivas, con un total de 192.548 horas dedicadas a la prevención, de las que el 22 por ciento se realizaron con patrullas a pie (korrikas), dentro de un programa de incremento progresivo de tales actuaciones para fomentar la proximidad a la ciudadanía y la percepción pública de seguridad.

Para 2015, el objetivo estratégico, tanto de la Guardia Municipal como de la Ertzaintza, se centra en seguir colaborando en la elaboración de planes de prevención conjuntos que mejoren la coordinación entre los dos cuerpos, fomentando la patrulla a pie.

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.